La Aduana de Ushuaia detectó una nueva partida de 200 placas de video arribadas al Depósito Fiscal con aparente intención de ser liberadas a plaza, esta vez facturada a una firma con asiento en esa localidad dedicada a la venta de materiales eléctricos e iluminación. 

Los Agentes Aduaneros alertados por la reciente denuncia radicada en el Juzgado Federal de Río Grande, constataron el arribo de las falsas placas de video, facturadas por el mismo vendedor domiciliado en Estados Unidos, de idéntica marca y precio que las detectadas en Río Grande y que en realidad se trataban de simples maquetas con la pretensión de llevar a cabo maniobras fraudulentas para girar en forma indebida divisas al exterior y que en caso de haber logrado su cometido hubieran causado un perjuicio de U$S 356.000,00, la maniobra fue desbaratada por los Agentes Aduaneros, procediendo al bloqueo del título de transporte y a la ampliación de la denuncia oportunamente efectuada.

 
La firma importadora simuló operaciones con una firma con aparente vinculación y radicada en EE.UU. a fines de introducir "basura tecnológica" al Area Aduanera Especial , simulando que se trataba de material informático, cuando en realidad se trataba de simples "cajas vacías", en una maniobra idéntica a la denunciada hace unos días atrás, en esa ocasión por un valor de casi U$S 1.500.000, muy superior al valor de lo que realmente se importó, que rondaba los U$S 30.000.

De esta forma el organismo evitó una vez más la salida de dólares de manera indebida ya que se trató de una nueva simulación tendiente a conseguir dólares baratos para luego girarlos al exterior o bien beneficiarse con el llamado "rulo financiero" en una maniobra a todas luces especulativa e ilícita.

Participaron en equipo la Aduana de Ushuaia, la Dirección Regional Aduanera Patagónica y la Div. Investigaciones Regionales, precisamente esta División al observar que en el logo del embalaje aparecía una leyenda de una firma que en ningún documento aparece declarada como intermediaria y en apariencia radicada en Panamá.

Se trata de una firma que a través de Internet oferta placas de video de la marca HYPERFORCE que es justamente la marca de las placas denunciadas, entre otras marcas; al proceder al análisis del dominio de esa página web surgen los datos de una persona que sería el presidente de la firma KMG Fueguina S.A.

Con lo expuesto y en caso de corroborarse ello a través de la vía judicial se podría afirmar que además de la simulación ya denunciada no existiría una transacción comercial configurada como tal, ya que estaríamos en presencia de personas que se venden a sí mismos mediante el ardid adicional de crear empresas fantasmas en otras latitudes donde no les resulta dificultosa su constitución y que se organizan solo para cometer este tipo de delitos.

Continuamos en la prevención y en la denuncia contra el egreso indebido de divisas a través de este tipo de maniobras delictivas tan perjudiciales para la economía de la Nación que perjudican a todos los argentinos. 

Ver comentarios