Lc 5,12-16

Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Lucas

Y sucedió que, estando en una ciudad, se presentó un hombre cubierto de lepra que, al ver a Jesús, se echó rostro en tierra, y le rogó diciendo: “Señor, si quieres, puedes limpiarme”. Él extendió la mano, le tocó, y dijo: “Quiero, queda limpio”. Y al instante le desapareció la lepra. Y él le ordenó que no se lo dijera a nadie. Y añadió: “Vete, muéstrate al sacerdote y haz la ofrenda por tu purificación como prescribió Moisés para que les sirva de testimonio”. Su fama se extendía cada vez más y una numerosa multitud afluía para oírle y ser curados de sus enfermedades. Pero Él se retiraba a los lugares solitarios, donde oraba.

Palabra del Señor.

Contacto: evangelio@cronica.com.ar

Ver más productos

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Todo sobre el Flaco Spinetta

Todo sobre el Flaco Spinetta

Una pasión de padres a hijos

Una pasión de padres a hijos

Ver más productos