"Hace dos años que tengo custodia y uno se va adaptando, pero no es la situación más cómoda", relató Matías Adery, uno de los cuatro fiscales del juicio contra el líder de la banda narcocriminal Los Monos, Ariel Guille Cantero, y otros integrantes por doce ataques a balazos contra edificios y domicilios de funcionarios judiciales en la ciudad de Rosario

El juicio transcurre en medio de un fuerte operativo de seguridad para el que desplegaron 70 móviles y 250 efectivos, varios de ellos de las Tropas de Operaciones Federales (TOE) apostados en los techos del edificio del Centro de Justicia Penal, que fue atacado a balazos durante la noche del pasado miércoles.

Frente a este clima de tensión por amenazas a jueces, fiscales y testigos; y tras la audiencia de apertura del debate llevado a cabo en el Centro de Justicia Penal de Rosario, Adery contó en una entrevista a Radio2 que "trata de vivir de la manera más tranquila posible".

"Hace dos años que tengo custodia y uno se va adaptando. Por supuesto, no es la situación más cómoda. Hay momentos como éste que la custodia me dijo que tenía incentivar un poco que sea más estricta. Por ejemplo, ayer me tuve que bajar a buscar un pizza con un chaleco antibalas, relató el fiscal.

Luego, agregó: "No es una situación que me guste, pero bueno, entiendo que hay momentos en que hay que prestar más atención a esto y adaptarte un poco, no es lo más lindo pero uno se termina acostumbrando".

Guille Cantero, el líder de Los Monos frente a los jueces (Gentileza La Capital).

El funcionario judicial además se refirió a la frase esgrimida por Guille Cantero, quien aseguró de manera irónica que su profesión es contratar "sicarios para tirar tiros a jueces", cuando el tribunal que lo juzga le preguntó por su oficio.

“Nos tomó desprevenidos la declaración que hizo”, indicó Adery y añadió: “Intentar que los jueces modifiquen sus resoluciones a los tiros es lo mismo que él termina haciendo cuando se le pregunta esto”

El representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) además opinó que “no deja de tener un sentido intimidante esa frase”, ya lo que “los jueces lo están escuchando, y se lo está diciendo a un juez”

“Sabe que está intimidando a las personas que lo quieren juzgar, yo no tengo dudas”, aseveró Adery en cuanto a Cantero, sobre quien afirmó que “vende violencia y la vende al que le pague”

En el juicio oral, Adery está acompañado de los fiscales Gastón Ávila, Miguel Moreno y Aníbal Vescovo; y este viernes, solicitaron 24 años de prisión para Cantero por siete hechos de "amenazas coactivas agravadas por ser anónimas, por la utilización de un arma de fuego y por tener como propósito alguna medida o concesión de un miembro del poder público en concurso ideal con daño calificado". La misma pena y por los mismos delitos fue requerida para Matías César y Lucía Uberti.

Para Daniel Delgado y Leandro Olivera, en tanto, solicitaron 13 años de prisión; 12 años para Leonel Fernández; y 9 y medio para Damián Chávez.

El debate está a cargo de los jueces Hebe Marcogliese, Rafael Coria y Pablo Pinto; y se estima que extenderá durante varias jornadas.

Cantero y los otros seis acusados enfrentan cargos por diez ataques, siete de los cuales se cree que fueron instigados desde prisión por el líder de Los Monos.

Los siete imputados llegan al debate oral detenidos, aunque no todos por las balaceras, sino que algunos están con prisión preventiva por otros delitos.

Los hechos que les imputan son doce ataques a tiros contra edificios judiciales y domicilios de magistrados y funcionarios en 2018.

Evalúan blindar los edificios penales ante la última balacera en Rosario

La Justicia Penal de Rosario analizaba blindar sus edificios tras la última balacera sufrida por el Centro de Justicia Penal, dos días antes del comienzo del juicio oral a Guille Cantero.

La defensora provincial del Servicio Público de la Defensa Penal, Jaquelina Balangione, aseguró que el nuevo ataque a balazos perpetrado el miércoles por la noche sobre el frente del Centro de Justicia Penal "es un mensaje que no respeta límites y va contra el sistema".

Si bien aclaró que no aún no hay responsables por el hecho, apuntó que los proyectiles impactaron cerca de donde está sentada una de las defensoras regionales que interviene en la causa por estos ataques contra la Justicia.

Uno de los proyectiles que impactó contra el Centro de Justicia Penal (Télam).

En este sentido, el Concejo Federal de Defensores y Asesores Generales de la República Argentina manifestó en un comunicado su "profundo repudio a los hechos de violencia lamentablemente sucedidos en la sede de la regional Rosario del Servicio Público de la Defensa Penal el pasado miércoles 18 de agosto".

"Este Concejo Federal considera que ninguna causa puede justificar el proceder ocurrido y se solidariza con las-los integrantes del Servicio Público de Defensa Penal de la provincia de Santa Fe", añadió.