Un delincuente intentó robar en la casa de Matías Píparo, hermano de Carolina, la mujer que en 2010, en La Plata, tras ser baleada en una salidera bancaria cuando estaba embarazada de nueve meses, debió ser sometida a un cesárea de urgencia y su hijo Isidro sobrevivió una semana, y que hoy encabeza la nómina de la octava sección para diputados provinciales por Cambiemos.

El hecho ocurrió en la vivienda en la que el hombre vive junto a su mujer y su hija de 7 años, en la localidad bonaerense de San Isidro, en la zona norte del conurbano, según detalló la propia víctima en su cuenta de Twitter.

"Descubro una persona intentando entrar mi casa... llamo al 911, operadores ocupados", se quejó el hermano de Píparo en su cuenta y agregó: "Viene la policía.. Les recrimino que el 911 no me contestaba... ni miraron y se fueron...".

"Estaba en la planta de arriba intentando dormir a mi hija y escuché ruidos abajo. Y era un tipo forzando una ventana para intentar entrar", relató el hombre a los medios locales.

Según su testimonio, en ese momento le dio "un fuerte golpe al vidrio y el tipo salió corriendo", por lo que "inmediatamente" llamó al 911 pero no pudo comunicarse porque daba "ocupado, como si estuviese llamando a un banco".

"Estoy llamando porque tengo a un tipo queriendo entrar a mi casa, no puede ser que deba esperar que alguien se desocupe para atenderme", se quejó.

Matías Píparo recordó que fue "la tercera vez" que le ocurre un hecho de inseguridad ya que anteriormente le robaron el auto a punta de pistola y habían entrado a su casa.

"Es complicado, ya no puedo seguir agradeciendo que no me pasó nada. Tengo una hija de siete años, mi mujer. Lo que tengo, lo hice laburando", afirmó, y por último añadió: "¿Cuánto falta para que metan un tiro? Poco. Uno vive con miedo. Nosotros ya vivimos lo de Isidro", en alusión al bebé que estaba próximo a dar a luz su hermana Carolina, cuando recibió un disparo.

Carolina se cansó
"Tercera vez que mi hermano sufre un intento de robo y cansa eso de agradecer que nadie salió herido, quiero dejar de convivir con delincuentes", escribió en su cuenta de Twitter.

"Nuestros abuelos venían de una guerra, de haber perdido a sus familias enteras, de pasar hambre de niños, sin educación y no salieron de caño", escribió una horas después Carolina, quien primero se comprometió desde la organización de familiares de víctimas Para que no te pase y hoy desde la política como candidata de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires, para luchar contra la inseguridad.

Tras el crimen de Isidro, ella tuvo otros dos hijos, pero nunca deja de nombrar a ese bebé que no llegó conocer porque ella también estaba en terapia.