A dos años del crimen de Fernando Báez Sosa, avanza la investigación contra los rugbiers asesinos implicados en el brutal ataque a la salida de un boliche de Villa Gesell, en la madrugada del 18 de enero de 2020.

El caso tomó una enorme repercusión nacional y, en ese momento, una de las cosas que más indignación causó fue la creación de una cuenta de  Twitter que se ocupó de subir videos y posteos intentando argumentar a favor de los rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa en  Villa Gesell.

"Sus familias los esperan, a los diez. Fue una travesura de chicos, se les fue la mano, pero la perpetua no va a solucionar nada" dice uno de los posteos, que generó mayor indignación en las redes.

La cuenta contiene historias de Instagram que ya fueron borradas de los perfiles de los implicados en la causa, por lo que se supone pertenecerían a familiares o allegados de los rugbiers.

En los primeros videos que fueron subidos recientemente se puede ver a los implicados en el asesinato de Fernando. Y escribieron: "Hermanos de la vida, simplemente divirtiéndose en sus vacaciones en Gesell.” Y en otros tuits se lee: "¿De que premeditación hablan?” .

"No estaban tirando botellas, no estaban borrachos, no estaban insultando a nadie, como hacen el resto: estaban divirtiéndose, nada más.” “Hermanos, siempre: en las buenas, en las más o menos, y en las malas”.

En  Twitter repudiaron la cuenta y volvieron a reclamar por que se haga justicia por la muerte de Fernando.

Caso Fernando Báez Sosa: ¿Cómo es la situación judicial de los rugbiers asesinos?

En octubre último, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores, integrado por los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari, dispuso que el juicio oral contra los rugbiers se iniciará el 2 de enero de 2023, con la declaración de más de 130 testigos a lo largo de 22 jornadas, informaron fuentes judiciales.

Los ocho acusados afrontan cargos por "homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas", delito que prevé la prisión perpetua.

Además, en el juicio se debatirán las responsabilidades penales de todos ellos por las lesiones sufridas por cinco amigos de Fernando que se encontraban con él cuando fue asesinado.

En la causa fueron sobreseídos otros dos jóvenes acusados de ser partícipes necesarios: Juan Pedro Guarino (21) y Alejo Milanesi (21). El crimen de Fernando se produjo "entre las 4.41 y las 5 del 18 de enero de 2020, frente al local bailable ubicado en avenida 3 y paseo 102, pleno centro de la localidad balnearia de Villa Gesell", frente al boliche bailable "Le Brique".

Según la fiscal Verónica Zamboni, los ocho jóvenes que serán juzgados "acordaron darle muerte" al joven estudiante de derecho, y para ello "previamente, distribuyeron funcionalmente sus roles", luego de que "minutos antes, al encontrarse en el interior del local bailable, tuvieran un altercado" con él, "quien se encontraba acompañado con su grupo de amigos".