Por Florencia Guerrero 
fguerrero@cronica.com.ar 

¿Qué vincula a un barrabrava con un supermercadista? La mafia china, experta en valerse de sicarios violentos, entrenados para asustar, pero dispuestos a matar. Quedó en evidencia la semana pasada, cuando Daniel "El Rengo" Laluz Ferreiro fue detenido acusado de ser la mano armada en el apriete a supermercadistas en la zona norte del conurbano.

En su último acto, el 19 de marzo, el barra de Boca Juniors había disparado contra el dueño del súper Zhuang Jianzhong y el vigilador Ariel Mendoza. Hasta el lugar llegó en remís, y del mismo modo se fue, tranquilo hasta su Quilmes natal. "Ya lo hice. Quedate tranquilo. Ya está cumplido", habría dicho sin mayores pruritos durante el viaje, según consta en el expediente gracias a la declaración del conductor.

El auto que lo trasladaba hizo una parada en Sarandí, para dejar el arma, una pistola calibre 22. La afirmación del criminal iba dirigida al reclutador de sicarios Marcio "El Primo" Sosa García, que sabía bien a quién había mandado a hacer el trabajo: el heredero de Richard William "El Uruguayo" Laluz Fernández, uno de los líderes más sanguinarios de la barra brava azul y amarilla, como lo apodaron las crónicas de la época.

Como la astilla del palo que fue su padre, El Rengo respetó la mecánica que se empleó para el doble crimen de Unicenter, en 2008, donde dos colombianos fueron ejecutados. Por el hecho su padre fue juzgado y polémicamente absuelto. En sus mejores tiempos, El Uruguayo había sido ungido por el propio Rafa Di Zeo, que después fue investigado por una balacera en Cocodrilo, que le causó parálisis.

Ahora, al heredero de los Laluz Fernández, que solía ufanarse de los crímenes de su progenitor, se lo investiga por ocho ataques de la mafia china en San Fernando, con cinco heridos, y la fiscal Laura Capra tiene a su cargo el expediente del hecho en Benavídez. Para la Justicia, El Primo, con amplio prontuario, era nexo entre los gatilleros que elegía y la red de la mafia oriental, que cambió vertiginosamente a partir de 2016, cuando buena parte de la organización fue detenida y sus asesinos apresados.

Tras una extensa investigación, ese año 38 miembros del sicariato oriental fueron detenidos gracias al trabajo policial de varios meses y fue directo a la raíz: todos los acusados eran de nacionalidad china y fueron acusados de extorsionar a los comerciantes. Ni uno fue señalado como sicario porque, como ahora, la mano de obra la aportan peruanos, paraguayos, argentinos y colombianos.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos