Por Francisco Nutti
@FranNutti

En paralelo con el comienzo de la primavera, el Hogar La Casa de Leandro celebró su sexto aniversario con una recreación en su sede de Villa Adelina, partido de Vicente López. La jornada incluyó juegos infantiles, todo tipo de bailes, una merienda y el espectáculo del Sapo Pepe, que hizo estallar de risa a los más chiquitos. Pasadas las 15.30 comenzaron a llegar al lugar, ubicado en Joaquín V González 1959, una gran cantidad de niños y adultos, todos entusiasmados con el evento. “Tengo una emoción enorme por volverlos a ver”, comentó en su discurso de apertura durante la cálida tarde, Sonia Concina, presidenta y fundadora de la ONG destinada a ayudar a quienes más lo necesitan.

La Fundación Leandro Olmos festejó su sexto aniversario (Carlos Ventura/Crónica)

Unos minutos después, cerca de una veintena de personas, todas disfrazadas con máscaras y trajes llamativos, fueron las encargadas de alegrar a los presentes con una coreografía al ritmo de canciones como “La patita Lulú, “Por favor y gracias” y “De ellos aprendí”. Luego, los más chiquitos se divirtieron con los juegos infantiles, organizados en un playón por diferentes profesionales. “Estamos contentos porque el día nos ayudó. Aparte vino muchísima gente, voluntarios, pequeños que ya se fueron del hogar, más todos los amigos nuestros y familiares. De este evento participaron, además, los operadores, que son el personal que trabaja con los chicos, el equipo técnico: la psicopedagoga, la trabajadora social, entre otras personas”, indicó en diálogo con Crónica Sandra Pizarro, directora del Hogar La Casa de Leandro, un espacio que trabaja con niños de 0 a 7 años en situación de vulnerabilidad social, desvinculados total o parcialmente de su grupo familiar de origen.

La Fundación Leandro Olmos festejó su sexto aniversario (Carlos Ventura/Crónica)

Se trabaja mucho en función de los niños. Agradecemos a todos por la colaboración que estamos recibiendo. Nuestra idea es ayudar a merenderos, comedores tenemos un pequeño hogar que ya está funcionando y siempre tratando de agrandar y expandir todo lo que nosotros podemos hacer. Este es un hogar convivencial, los chicos que están acá están todos judicializados, a la espera de los tiempos de cada uno, algunos trabajamos mucho para que la vinculación pueda ser con su familia biológica, a veces también ampliada, abuelos, tíos, que quieren hacerse cargo de los chicos, y el proceso de adopción va a través de los juzgados”, señaló Pizarro y agregó, por otro lado, que: “Nuestra tarea es armarlos de nuevo, tratar de ayudar en todo lo que podemos, armar a los chicos en todos los aspectos, en el tema salud, en el tema psicológico, que se sientan seguros de lo que son, que a ellos les tocó vivir un momento complicado, pero, a partir de hoy, las cosas cambian, para eso estamos nosotros y todo nuestro equipo”.

“Tenemos un equipo técnico, integrado por psicopegadogas, especialistas en maltrato y abuso sexual, trabajadora social, y los operadores, que son quienes cuidan a los chicos, están capacitados para trabajar con las edades que nosotros tenemos en los hogares. El gobierno de la ciudad nos provee del alimento y de la leche. Pero necesitamos pañales y cosas relacionadas a la higiene personal”, continuó Pizarro, una de las organizadoras de la tarde donde también participó el hogar de bebés Jallalla.

“Los principales objetivos que tenemos desde la fundación es seguir creciendo, mientras que desde el hogar lo primordial es ayudar a los chicos lo más que se pueda. Nosotros hacemos un trabajo integral, es decir, se trabaja con psicólogas, fonoudiólogas, psicomotricistas, psquiatras. La idea es fortalecerlos a ellos, que sepan que tienen las mismas posibilidades que el resto de quienes tienen la suerte de estar en una familia”, cerró.

Para ayudarlos, puede ser por transferencia bancaria en la cuenta Fundación Leandro Olmos CBU: 0720073120000002251172 Cuit: 30714084735 o comunicarse a fundacionleandroolmos@gmail.com

Una casa hecha con pasión

La Fundación Leandro Olmos busca continuar la pasión de Leandro, hijo de Sonia Concina, presidenta y fundadora. Dicho objetivo es ayudar a quienes más lo necesitan.

Amantes de los desafíos, comenzaron por lo más difícil, abrir un hogar de Albergue, La Casa de Leandro, para niños y niñas en situación de vulnerabilidad social de 0 a 5 años, con prioridad para grupos de hermanos, ya que, debido a las carencias de recursos públicos y privados, muchas veces eran separados.

Actualmente tienen una capacidad de albergue de 18 niños y niñas, priorizando su pronto egreso con su familia biológica o una familia adoptiva. Además, se adoptó una modalidad de Pequeño Hogar, para priorizar la atención personalizada y el acompañamiento en el desarrollo de los niños y niñas albergadas. Cuentan con un equipo de doce operadores, una cocinera, dos maestranzas y un equipo técnico conformado por una médica pediatra, una estimuladora temprana, una psicopedagoga, una trabajadora social y un abogado.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz.

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos