Leonela Ayala, tía de Sheila, confesó el jueves el crimen de su sobrina, luego de que encontraran el cuerpo de la nena de 10 años entre dos medianeras en San Miguel.

La tía, embarazada de 8 meses, y su pareja aseguraron que estaban muy drogados y alcoholizados y no recordaban lo que sucedió.

El cadáver de Sheila fue hallado desnudo dentro de una bolsa de residuos con su ropa en un pequeño túnel lleno de basura. En la casa de sus parientes encontraron un colchón de goma espuma con moscas y creen que ahí es donde habrían tenido el cuerpo sin vida de su sobrina.

Horas antes de confesar el crimen, Leonela fue entrevistada por Chiche Gelblung en Crónica HD, donde se la vio relajada y sin rastros de culpa. Lo que más llamó la atención es que constantemente se refirió a Sheila en tiempo pasado.

"Estando con mi hermano ella iba al colegio todos los días, nunca faltaba. Los tenía bien limpitos, les daba de comer", aseguró.

Además dio su versión de lo que podía haberle pasado a su sobrina: "Yo sospecho que la tiene retenida alguien conocido, ella no es de irse sola. No sé si la mamá o un pariente de la mamá. Le tengo desconfianza a la familia de la mamá".

En la última parte de la entrevista, Leonela terminó revelando sin querer el terrible destino que finalmente tuvo Sheila. "La Policía buscó en las casas de todos los vecinos, ellos mismos abrieron las puertas. Nadie está ocultando a la nena, ¿por qué vamos a ocultar a la nena? Al menos yo, ¿por qué voy a ocultar a mi sobrina dentro de mi casa?", disparó y agregó: "Tenemos el presentimiento de que está viva".

Horas más tarde, ella y su pareja, Fabián González, fueron aprehendidos tras confesar el crimen de la nena. "Estábamos muy drogados y no sabemos qué pasó", dijeron a la Policía.

"Yo vivo en el mismo predio que mi hermano. Yo tenía una relación normal con Sheila. Vivía en casa, comía en casa", concluyó la mujer. 

Ver comentarios