Por María Helena Ripetta
@mhripetta

Los delitos cometidos en grupo suelen tener denominaciones vinculadas con el mundo animal, de una manera incorrecta porque lo que ellos hacen por instinto en los humanos tiene que ver con la violencia.

Están los llamados robos piraña, es decir un grupo de gente que asalta a una persona, en general sin armas, la superioridad numérica y la violencia es lo que hace que logren el objetivo. Una gran parte de esta modalidad delictiva es cometida por menores de edad o por jóvenes. Por lo general, esperan un momento de distracción de sus víctimas para arrebatarles alguna pertenencia y salir corriendo.

Requiere de una manera muy rápida e inesperada de moverse, la víctima muchas veces no tiene tiempo ni de reaccionar. Son en zona céntrica, con numerosas bocas de acceso al subte, entradas a galerías y a diferentes comercios, los métodos de escape de los delincuentes se vuelven más efectivos.

Pero en épocas de pandemia funcionan a la inversa, aprovechando a las víctimas que caminan o frenan en un semáforo en calles con poca gente. "Empezó en Brasil esta modalidad que allá se llama 'trombadinha'. Eran los chicos de la favela que de a centenares bajaban a la playa y arrasaban con las cosas", dice a Crónica el licenciado en Seguridad Luis Vicat. "Son ataques violentos y buscan apoderarse de algo que tiene la víctima", agrega.

De España se tomó el concepto de violación en manada, a los ataques sexuales cometidos por varias personas. Por un caso en Navarra donde la víctima fue atacada por varios jóvenes que tenían un grupo de WhatsApp denominado La Manada.

"Es multicausal. No obedece a un solo factor. Pero en adolescentes el robo en manada se da porque en su grupo de pertenencia el delito es bien visto", responde a Crónica sobre las causas de esta modalidad delictiva la perfiladora criminal Laura Quiñonez Urquiza.

Un grupo pasa a violar como si fuera una sola persona, analizaron los expertos.

"Como a esa edad los padres pasan a segundo plano y los protagonistas son los pares, 'aprenden' nuevas pautas de conducta que son a veces antisociales y celebradas por ese grupo", sostiene y agrega: "Más violentos son o más robos dependiendo lo que consideran como habilidad, mayor es el respeto y prestigio dentro del grupo".

Por otro lado, Vicat afirma: "En el caso de la violación en manada, una persona perteneciente a un grupo pasa a manejarse como si fuera una sola persona, es como la patota, es una conducta colectiva , el grupo es más fuerte que las víctimas".

Todos los ataques sexuales son difíciles se superar para las víctimas, pero más aún cuando se trata en manada. No siempre todos tienen la misma participación y es difícil demostrar en la Justicia que uno arengó. La Justicia debe condenar a todos los que de una manera u otra participaron del ataque sexual. Para esto hacen falta jueces y fiscales con perspectiva de género y aún hay muchos que no la tienen.

Estos delincuentes creen que el grupo les da la impunidad. Que en lo colectivo pueden esconder las individualidades.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos