A 31 días de la muerte de Luciana Sequeira, encontrada inconsciente y ensangrentada en un albergue transitorio de la localidad santiagueña de Villa Atamisqui, los investigadores y la querella aguardaban los resultados a las pericias a los teléfonos celulares de la víctima de 17 años y del único detenido, de la misma edad, que ampliará su declaración. Comienza así una carrera a contrarreloj, ya que la defensa adelantó que no descartaba pedir su liberación.

Los abogados Carlos Ríos López, Oscar Chazarreta y José Aguero solicitaron la ampliación de la declaración de su defendido, un compañero de escuela de Sequeira, al tiempo que instaron a la fiscal Vanina Aguilera a acelerar la causa, que comenzó el pasado 14 de junio cuando la joven de 17 años fue hallada inconsciente y con una hemorragia en un hotel alojamiento, donde habría sido atacada y abandonada

Sequeira fue trasladada de inmediato al hospital local y luego derivada al hospital Regional Ramón Carrillo de la ciudad de Santiago del Estero, en donde estuvo internada en grave estado y finalmente falleció el 17 de junio.

Horas después, su acompañante fue detenido y se negó a declarar el pasado 22 de junio por consejo de sus abogados. Ahora, el acusado estaría listo para ampliar su declaración, según adelantaron este miércoles, según consignó El Liberal. 

La víctima Luciana Sequeira, de 17 años.

"Este jueves nuestra perito de parte jurará al cargo; y desde el viernes, los investigadores comenzarán con las pericias a los celulares", señaló Ríos López. 

Y agregó: "El lunes, nuestro representado estará listo para ampliar su declaración de imputado. Se encuentra detenido hace 30 días y no descartamos interponer un recurso de Hábeas Corpus", precisó. En ese sentido, la defensa aguardará a su declaración "y después es probable que sea solicitado el cambio de calificativa y su libertad", enfatizó el abogado.

La abogada querrelante, Nuria Kippes, por su parte, estudiaba la posibilidad de solicitar nuevas testimoniales a los forenses y vecinos de Villa Atamisqui, aunque esperaba conocer los resultados de las pericias a los teléfonos celulares para formular nuevos requerimientos, deslizó su entorno al citado medio.

Ante el posible pedido de libertad del imputado, la abogada haría diversos planteos el lunes cuando la Justicia retorne de la feria de invierno.

El análisis del cuadro de salud de la víctima y de los teléfonos celulares son las claves que aguardaba Kippes y la fiscal Aguilera para reconstruir las horas previas a la muerte de Sequeira, que fue abandonada por el imputado mientras se desangraba.