Un delincuente se suicidó al verse acorralado por la policía y otros dos terminaron detenidos tras un asalto a un supermercado mayorista en la ciudad bonaerense de San Miguel, en el oeste del Gran Buenos Aires.

La Municipalidad informó que luego del robo al comercio ubicado en Maestro Ferreyra y Coronel Agüero, los maleantes huyeron en un auto Renault 21 negro y, tras la denuncia, "se puso en funcionamiento el sistema de seguridad integral" de la comuna.

Al verse acorralado, uno de los delincuentes se quitó la vida.


El vehículo "fue inmediatamente detectado por las cámaras de seguridad del Centro de Operaciones Municipal (COM) de San Miguel" y comenzó “una persecución policial que terminó con un operativo cerrojo en la que intervinieron la Policía Municipal, la Policía Bonaerense y la Gendarmería”.

Cuando el auto fue interceptado, “dos de los delincuentes bajaron y se entregaron enseguida y el tercero se escapó disparando contra el personal de seguridad, intentando fugarse por el costado de las vías” del ferrocarril San Martín “hasta subirse a la estación de trenes”, añadió la información oficial.

El arma Browning  calibre 9 milímetros con la que se suicidó.

“Desde allí -añadió- bajó por la escalera y, viéndose acorralado por las fuerzas de seguridad, se disparó con su propia arma”.

Todos fueron identificados como mayores de edad, quedando la causa en manos de la UFI 19 de Malvinas Argentinas.  Los agentes secuestraron dinero en efectivo, cajas de mercadería y un revolver Colt calibre 32. Además, en poder del ladrón que se mató hallaron una pistola Browning calibre 9 milímetros, documentación y dinero en efectivo.

El dinero que los delincuentes habían hurtado del comercio de San Miguel.

Fuente: DyN