Tres policías fueron heridos de bala, al resistirse a ser asaltados, en diferentes sucesos, ocurridos en el oeste y en el sur del conurbano bonaerense. Dos de los delincuentes resultaron heridos y finalizaron detenidos por las autoridades.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el primero de los hechos se produjo en el cruce de Murillo y Somellera, en la localidad de Cuartel V, cuando el oficial Esteban Ana, que es integrante del Grupo de Apoyo Departamental (G.A.D.) de la Zona Norte, salió de un gimnasio, franco de servicio y vestido de civil, oportunidad en la que fue interceptado con fines de robo por dos individuos armados, quienes se desplazaban a bordo de una motocicleta Honda Twister de 250cc.

 

Con rapidez, el efectivo policial, de 22 años, extrajo su pistola y se enfrentó a disparos con los malvivientes, oportunidad en la que recibió un certero proyectil de arma de fuego en la región de la cadera. Al no poder consumar este asalto callejero, los motochorros huyeron y uno de ellos luego ingresó a un hospital, ya que había sido alcanzado por un disparo que le atravesó el maxilar. En tanto, el funcionario tuvo que ser trasladado, de urgencia, a una unidad sanitaria del vecindario, hallándose, en la actualidad, fuera de peligro.

Servidores públicos destinados en la comisaría de Cuartel V realizan diferentes procedimientos para averiguar el paradero de los prófugos.

 

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el segundo de los ilícitos se registró cuando Aldo Abel Aguilera, de 62 años y ex efectivo de la Policía Federal Argentina (P.F.A.), se hallaba a muy pocos metros de su finca, situada en la esquina de Gabriel Miró y Manuel Passadore, en Castelar, en el interior de un Fiat Cronos blanco, dominio AE159FN.

Trascendió que, en estas circunstancias, aparecieron en escena dos malvivientes armados, quienes se movilizaban en otro rodado y que despojaron a Aguilera tanto del automóvil como de su pistola. Aparentemente el hombre decidió ofrecer resistencia y por tal motivo los delincuentes le dispararon un balazo en el estómago, para de inmediato escapar. Como consecuencia del episodio, la víctima fue asistida en un nosocomio de la zona, donde los médicos pensaban derivarla al Hospital Policial Bartolomé Churruca, en el barrio porteño de Parque Patricios.

 

Finalmente, Gabriel Arcángel Guzmán, oficial principal de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (U.T.O.I.), manejaba una motocicleta Honda CB de 250cc y fue interceptado por dos motochorros, en una zona fabril, en Buenos Aires y Carlos Viel, a escasos metros de un arroyo, en Burzaco. El damnificado mantuvo un enfrentamiento armado, donde fue baleado en la mano derecha y en la ingle por estos hampones, quienes escaparon y se escondieron en las calles del barrio.

Guzmán también recibió un tiro en el estómago, pero el plomo no ingresó al cuerpo, porque quedó incrustado en su chaleco antibalas.

Uno de los sujetos, de 20 años, fue apresado, en un nosocomio, donde permanece internado con pronóstico reservado tras ser operado, ya que recibió disparos en la zona lumbar y en la mano y en la pierna izquierda.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios