Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Tres peligrosos delincuentes secuestraron a un chofer que se desempeña con la aplicación de Uber y, mientras llevaban al trabajador cautivo en el baúl de su automóvil, mantuvieron una cinematográfica persecución con efectivos policiales. El tremendo suceso comenzó en la localidad bonaerense de Villa Ballester, en el partido de San Martín, y finalizó en Billinghurst, donde los hampones fueron detenidos luego de haber chocado violentamente contra un cantero.
Los voceros de los tribunales de San Martín revelaron a cronica.com.ar que los hechos empezaron en Villa Ballester cuando los malvivientes, que se hallaban armados, redujeron al conductor, llamado Gabriel Guillermo, de 41 años, privándolo de la libertad y colocándolo en el baúl de su rodado, que era un Renault Logan blanco, patente AA935LE.
De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los sujetos emprendieron la huida con el hombre cautivo, aunque, momentos después, sus movimientos fueron advertidos por pesquisas del Comando Patrulla (C.P.) de San Martín, originándose una infernal persecución, hasta que los ladrones perdieron el control del auto, que culminó incrustado en un cantero, en el cruce de las avenidas Libertador y Bernabé Márquez (el Camino de Cintura – la ruta provincial 4), en Billinghurst.
Con rapidez, los efectivos de seguridad apresaron a los asaltantes y liberaron al rehén, estableciéndose que los marginales, que residen en la famosa Villa La Cárcova, en José León Suárez, tenían 21, 18 y 16 años.
En poder de los malvivientes se incautaron un revólver 32 largo y 3 pares de guantes de látex.  Posteriormente los involucrados en el ilícito fueron trasladados a un centro asistencial.
Intervino en la causa, que fue caratulada “Aprehensión por privación ilegal de la libertad y robo calificado”, el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del departamento judicial de San Martín.