Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Diversos testimonios sostienen que el oficial de policía Juan Ignacio Soto habitualmente colocaba su pistola Bersa Thunder 9 milímetros sobre una mesa y le decía a su pareja, Florencia Sandoval: “Te voy a matar a vos y a tus hijos”. La joven, que tenía 23 años, era madre de una nena de 4 y de un varón de 2.

Días atrás, la atemorizada mujer habría empezado a publicar, en redes sociales, frases, que hacían referencia a reiterados episodios de violencia de género, aunque nunca radicó denuncias formales ante la Justicia, estimándose al respecto que había adoptado la decisión de separarse de dicho individuo.

Según comentarios de gente del vecindario, Soto, de igual edad que la muchacha, con frecuencia amenazaba con asesinar tanto a Florencia como a los pequeños.

De acuerdo a estos testimonios, el funcionario de seguridad le preguntaba a su pareja: “¿Dónde anduviste?”. Luego el sujeto colocaba su arma de fuego sobre una mesa, dentro de la casa, y le afirmaba a la joven: “Te voy a matar a vos y a tus hijos”.

Mientras tanto, uno de los amigos de Florencia, que también vive en la localidad bonaerense de Los Hornos, sostuvo, consternado, que “Soto parecía ser muy celoso y creo que a ella la manipulaba”.

Varias veces, aparecían publicadas fotos de Florencia y del oficial en las redes sociales, en las que siempre se mostraban sonrientes, para dar, como tradicionalmente ocurre en estos reiterados casos de violencia de género, “la habitual falsa imagen de una pareja feliz".

Sin embargo, la mujer habría difundido por esos mismos medios algunos comentarios en los que, supuestamente, hacía alguna clase de mención al tremendo calvario que soportaba.

Por este motivo, la Justicia no descarta que la joven hubiera tomado la decisión de separarse de quien finalmente se convertiría en su verdugo.