Gustavo. Junto a su hijo Fernando.

El padre de Fernando Pastorizzo, el joven asesinado el 29 de diciembre último en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú por cuyo crimen está detenida su ex novia Nahir Galarza, aseguró que el homicidio fue "frío, calculado y maquiavélico" y que su hijo "nunca esperó" que lo fuera a "atacar por la espalda".

Las declaraciones de Gustavo Pastorizzo fueron realizadas anoche durante una marcha por las calles de Gualeguaychú, donde los familiares, amigos y vecinos de Fernando exigieron Justicia al cumplirse un mes del asesinato.

"Él nunca se esperó que alguien lo iba a atacar por su espalda", dijo Pastorizzo, tras lo cual agregó que "el único error que tuvo en su vida fue haberse encontrado con alguien tan maligno y traicionero".

Fernando "era un chico excelente, lleno de sueños, un ser tan puro, éramos amigos y compañeros", recordó su padre y auguró que "en corto tiempo, cuando comience el juicio y logremos la perpetua que todos queremos, nos encontremos aquí".

En ese sentido, consideró estar viviendo "una pesadilla", hablando del crimen de su hijo "de la manera inhumana que fue cometido ese asesinato".

"Alguien que no es de este mundo -continuó- puede cometer un asesinato tan fríamente, tan calculado y tan maquiavélico, él nunca se esperó que alguien lo iba a atacar por su espalda, que tenía a un ser tan traicionero y maligno en su espalda".

Finalmente, agradeció el apoyo que recibe "por las redes sociales de acá, de Colombia, Chile, Venezuela, lugares recónditos del mundo, que uno jamás se hubiera imaginado" y explicó que sus "pies" están apoyados "en todo lo que me dan".

El crimen fue cometido cerca de las 5 del 29 de diciembre último, cuando Pastrorizzo fue encontrado con un tiro en la espalda y otro en el pecho junto a su moto y dos cascos.

Fuente: Télam