Marcela tenía 62 años, era oriunda de San Martin y junto a su pareja Luis Ceccato habían fundado "Bicicleteadas Zen", una grupo de ciclistas y meditación. Esta mañana, la vida de los dos cambió para siempre luego de que un auto que venía a toda velocidad por Avenida Figueroa Alcorta embistiera a Marcela y a cuatro personas más. 

Marcela quedó tendida en el suelo: Se llevó por delante un cartel, que con las chapas del cartel me cortó el brazo, la pierna y los golpes que tengo en las costillas. Caí yo, muy ensangrentado estaba. Lo primero que hice fue gritar por ella: ‘Marce, Marce’. Y no me contestaba. Solo veía el auto. Fui atrás del auto y la vi a ella tirada inconsciente, estaba mal. Había otros ciclistas que pararon, llegó la Policía”.

Marcela Bimonte, la mujer atropellada y asesinada en los bosques de Palermo.

“Era todo rojo de sangre ahí, fue una cosa dantesca”, describió. Además, el hombre sostuvo que “fue un asesinato. Lo que deseo es que realmente los culpables paguen como corresponde, que no haya nada que los pueda deslindar de la responsabilidad”.

“Veníamos pedaleando por la bicisenda, yo venía adelante y ella venía atrás, había otros ciclistas. De repente, apareció el auto este que se cruzó directamente, venía a las chapas. Atropelló a alguien adelante, porque después vi que había alguien tirado”, detalló Ceccato en el cala de noticias C5N. 

Luego continuó: Esto no fue un accidente de tránsito. Yo no sé si estaba loco o borracho, pero venía a una velocidad terrible y se metió en la bicisenda. Nosotros no íbamos por la avenida, íbamos por la bicisenda de la mano que nos corresponde”, señaló el hombre, acongojado.

También relató que junto a una ciclista médica que pasaba por el lugar trataron de reanimarla con RCP pero no funcionó. Luego la trasladaron al Hospital Fernández, donde finalmente falleció de un paro cardíaco. 

Luis Ceccato, la pareja de la ciclista atropellada.

Instantes después del incidente, un Jeep negro se acercó al lugar para que escapara el conductor del auto. Yo vi que gritaban: ‘No se escapen, no se escapen’. Yo estaba al lado de ella, tratando de sacarle la sangre de la boca, no podía respirar, explicó Ceccato cuando sucedía la situación.

“Por la velocidad a la que nos llevó puestos a todos no venía paseando, venía a demasiada velocidad para estar paseando. No sé si estaba corriendo una picada o si se estaba escapando, pero no era velocidad de circulación normal por ningún lado en Capital”, señaló.

Movilizaciones para pedir justicia por Marcela Bimonte 

Ceccato continuó: Circulábamos nosotros con todos los elementos de seguridad, con cascos y guantes, salimos con luces, somos respetuosos de las leyes de tránsito. Somos extremadamente precavidos. Íbamos despacio, mirando, no esperábamos que se nos tirara una auto arriba”.

“Creo que ya hay grupos que se están movilizando. Desde el Obelisco van a pasar entre las 18 y las 19 y el lugar donde fue el asesinato, porque fue un asesinato. Lo que deseo es que realmente los culpables paguen como corresponde, que no haya nada que los pueda deslindar de la responsabilidad, subrayó.

Cerca de las 19, varios ciclistas y deportistas se acercaron al lugar del accidente para reclamar justicia por Marcela y exigir educación y seguridad vial: “Que esto sirva para concientizar, ¿está bien? Depende de cada uno de nosotros: no de mí, no de él, no de ellos; de cada uno. Hay que inculcar la educación, que es fundamental. La educación vial urgente, dijo uno de los voceros.