Su ultimo alias es Mica, la viuda negra que, con una cómplice apodada Maru, sedujo por WhatsApp a un empresario gastronómico para doparlo y robarle un total de 70.000 dólares en efectivo, relojes de marcas como Rolex y Hublot, su iPhone 11 y las llaves de un Toyota Corolla que un amigo le había prestado y que las mujeres usaron para su fuga. A veces se llamaba Lorena o Luciana y era la mujer de las mil caras, rubia o morocha , los filtros típicos de Instagram ayudaban a eliminar su rastro, así como las cirugías y sus extensos tatuajes negros. Hoy está prófuga, pero su verdadero nombre es Cinthia, del Barrio Marítimo de Berazategui, con un legajo en el Registro Nacional de Reincidencia.

El 8 de febrero de 2019, Cinthia, hoy de 36 años, tuvo que sentarse con ese verdadero nombre ante el Tribunal Oral N° 3 de la ciudad de Buenos Aires. Ya había estado presa, pasó ocho meses entre 2015 y 2016 encerrada en un penal federal. Así, junto con una cómplice, fue condenada por siete hechos de robo en todas sus variantes: simples, en poblado y en banda, a mano armada. La condena, reflejada en un fallo de 55 páginas, no habla de la imputación contra una ratera, sino de la historia de la viuda negra maestra de la noche de la ciudad de Buenos Aires.


Cinthia, según la acusación en su contra, precisamente atacaba de noche y operaba en la disco Rumi de Figueroa Alcorta y Pampa, publica Infobae.

La primera víctima de la viuda negra


El primer hecho en su contra en la larga lista data de diciembre de 2009. Se hacía llamar Lorena esa noche. Estaba junto a dos amigas y fueron a la casa de un amigo suyo, un consultor económico que tenía un departamento en la calle Sánchez de Loria. Allí bebieron, el consultor y un amigo suyo, con las chicas. El consultor se despertó a las 9 de la mañana, atontado. Las chicas no estaban, tampoco 3.000 dólares, tres relojes, sus tarjetas de crédito y débito, su carnet de conducir, ropa, joyas, su pasaporte. Hasta le robaron el monitor de su computadora. A su amigo le quitaron su Tag Heuer modelo President de su muñeca, un reloj de oro y plata, le quitaron sus cadenas de oro; el auto en el que las había llevado, un Daewoo, también se fue con ellas.

Una de las mil caras de Mica, la "viuda negra".

La viuda negra volvió a atacar


Cinthia regresó a Rumi en septiembre del año siguiente, también con amigas. Su objetivo fue un joven empresario del transporte y los taxis, que había ido a la disco con tres amigos. Luciana fue su nombre para la ocasión, y estaba junto a una amiga. Decidieron luego ir a Cocodrilo, donde una tercera amiga se sumó. Terminaron en el departamento del empresario. Bebieron y los hombres se quedaron dormidos, pero el empresario despertó: vio a Cinthia revisando su placard. Ella no se amedrentó: le apuntó con una pistola y le dijo que bebiera un vaso de cerveza que le entregó. Luego, el hombre durmió otra vez. Despertó a las 14, sin su computadora, su carnet de Boca, un sobre con mil dólares y las llaves de su Dodge Journey.

Mica atacó en varias ocasiones, con distintas identidades.

La insaciable ladrona de las mil caras


Cinthia volvió a atacar otras veces más.

En marzo de 2011, en las inmediaciones de la disco Ink de Palermo, esperó en la salida junto con una amiga cuando vio a otro joven empresario junto a un amigo que dejaban el lugar en un Audi A3 y se fueron con él. A ese le robaron el Audi A3, con quince relojes de marcas como Bulgari o Cartier, una MacBook Pro, cuatro trajes Salvatore Ferragamo, dos trajes Armani, un traje Prada, zapatos Gucci, 7.000 dólares cash, todas sus tarjetas, su televisor de 42 pulgadas y las llaves de su casa.


En otro golpe que dio en febrero, Mica se alzó con una lapicera Mont Blanc de plata, una PlayStation 3 recién salida al mercado, mil euros y mil dólares. Para ese entonces ya tenía una cómplice fija, Aldana Inés. Cambiaba de escenario, en el casino flotante de Puerto Madero sedujo al dueño de un bar. El hombre se mostró reticente a beber champagne. "Dale, si querés te lo doy en la boca", le dijo Cinthia. Entonces, se lo dio, boca a boca, como si fuese un pajarito bebé, con la droga que lo durmió, y lo desvalijó. Llegó a enlazar también a dos hombres de nacionalidad árabe en el hipódromo de Palermo. Otros asaltos fueron más deslucidos: en lugar de robarse un Audi, se llevó una pava eléctrica, una planchita para el pelo y un mantel. Hoy sigue prófuga.

Ver más productos

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Día del niño con historia

Día del niño con historia

Eva Duarte: la biografía definitiva

Eva Duarte: la biografía definitiva

Día del niño: regalos solidarios

Día del niño: regalos solidarios

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

Ver más productos