Un hombre de 39 años sometió a una feroz golpiza a su pareja de 27 porque la joven se quedó sin ingredientes para cocinar, cuando la víctima hacía una elaboración gastronómica para sus dos hijas menores y para él.

El episodio de violencia de género, que derivó en la detención del agresor, ocurrió en una casa de la ciudad santiagueña de Fernández, informaron fuentes policiales y judiciales al diario El Liberal.

La joven de 27 años relató a los efectivos de la comisaría 35 que ella cocinaba, mientras sus dos hijas menores y su pareja estaban a pocos metros.

La víctima, en un momento, notó que le faltaban unos ingredientes y lo expresó, tras lo cual el hombre de 39 años enfureció y comenzó a insultarla.

La mujer le recriminó la forma en que la trataba y el imputado le propinó un violento golpe de puño en el rostro. Medio grogui, la joven atinó a correr hacia la calle para evitar mayores agresiones.

Ni bien recobró el sentido, regresó por el riesgo que corrían sus hijas. De inmedaito, el hombre comenzó a amenazarla de muerte y, luego, la tomó de los pelos y la arrastró hasta el dormitorio de ambos, donde le aplicó múltiples golpes de puño en el rostro y en otras partes del cuerpo.

El agresor le retuvo el celular pero, ante un descuido del imputado, ella logró escapar junto a sus hijas y denunció el hecho.

Intervino en la causa el fiscal Mariano Gómez, quien ordenó la inmediata detención del hombre de 39 años, concretada por la Policía.

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy