Los dos jóvenes que habían sido demorados como presuntos autores del robo y tiroteo con la policía en el shopping Factory Parque Brown, del barrio porteño de Villa Lugano, fueron liberados luego de que la Justicia constatara que no habían tenido participación en el hecho.

El lunes, el padre de uno de ellos, identificado como Carlos Martínez, había denunciado ante la prensa que su hijo y un amigo, de 18 y 19 años, habían sido capturados por equivocación y que eran inocentes, lo que se confirmó con el correr de las horas.

Según indicaron los voceros de la investigación, tras revisar las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del centro comercial se estableció que efectivamente los jóvenes estaban comiendo en un local de comidas rápidas mientras se producía el robo en el local de Garbarino.

Además, una de las policías que participó del tiroteo con los delincuentes que cometieron el asalto declaró que los amigos que fueron aprehendidos por error eran más jóvenes que los sospechosos.

LEE TAMBIÉN: "MI HIJO NO ES UN DELINCUENTE, LO LLEVARON POR PORTACIÓN DE CARA"

Por ende, el Juzgado Criminal y Correccional 20 porteño, a cargo de Hugo Decaria, ordenó la liberación de los jóvenes, que estuvieron demorados desde el domingo a la noche en la comisaría 52 de la Policía de la Ciudad.

La investigación, ahora, será remitida a la Fiscalía 44, donde se retomará el análisis de las cámaras de seguridad del shopping y alrededores para intentar determinar las identidades de los autores del robo.

El episodio se registró el domingo pasado cerca de las 22.30 en el shopping ubicado en las calles Escalada y Cruz, cuando tres delincuentes ingresaron a la tienda de electrodomésticos y, tras amenazar los empleados con armas, robaron una cantidad de dinero que aún no fue establecida por los investigadores.

Cuando escapaban camino al estacionamiento del supermercado Jumbo, dos mujeres de la Policía de la Ciudad observaron la situación, les dieron la voz de alto y buscaron cobertura al notar que los ladrones estaban armados. Los sospechosos tuvieron tiempo de correr hacia el Parque de Las Victorias, lindante al shopping.