Un hombre de 33 años que había sido demorado sospechado de haber arrojado a su pareja a una fogata en una vivienda de Bahía Blanca recuperó la libertad por orden de un juez de Garantías que consideró que no había suficientes elementos para su detención, informaron hoy fuentes judiciales.

El juez de Garantías 2, Guillermo Mercuri, dispuso el pasado miércoles que Daniel Frías, quien estaba en condición de aprehendido desde el último domingo, recupere la libertad, a pesar de que el fiscal Juan Pablo Smith había solicitado su detención. 

"Frías había sido demorado el domingo sospechado de haber arrojado en una fogata a su pareja María Elena Giglione, de 33 años, quien resultó con quemaduras del tipo AB en distintas partes del cuerpo", revelaron fuentes policiales.

De esta manera trasladaban al sospechoso.

 
El magistrado consideró que no había pruebas suficientes para detener a Frías al evaluar declaraciones testimoniales que no coincidían con la supuesta mecánica del hecho denunciado.

"Entendí que no había pruebas suficientes para que la persona permanezca privada de su libertad, no conducían a sostener una medida de coerción", sostuvo el juez en declaraciones a un radio de la ciudad de Bahía Blanca

El magistrado indicó que "hubo dos versiones encontradas, una es la que sostienen los policías y la madre de la víctima, que refieren en la causa que ella les dijo que no se había caído sino que había sido su pareja quien la había empujado al fuego".

El lugar donde el agresor intentó prender fuego a su mujer (Gentileza @MAlvarez2301).

"Pero hay otra versión que dice que no la empujó sino que se cayó; esa es la versión que sostiene principalmente ella (víctima) de manera directa frente al fiscal cuando le tomó declaración", agregó el juez.

Mercuri comentó que la mujer "le dice y le reitera no solamente una vez, sino que lo vuelve a repetir que él no la empujó sino que ella se cayó al fuego intentando rescatar las cosas que él estaba prendiendo fuego sin ninguna intervención del imputado".

"Lo que debo hacer para tomar una determinación es analizar el conjunto de la prueba y en este caso hay dos versiones encontradas, lo que a mí me lleva a pensar que no hay elementos suficientes", señaló. 

Esta en la vivienda dónde se produjo el deceso.

En la madrugada del domingo un llamado al servicio de emergencia alertó sobre la presencia de una mujer herida en el frente de una vivienda en la calle Cipoletti al 800. 

Fuentes policiales indicaron que al llegar al lugar los efectivos observaron que la mujer presentaba varias lesiones por quemaduras en sus manos y rostro, por lo que fue trasladada al hospital Municipal Leónidas Lucero donde permanece internada.