El juez federal Claudio Bonadio dispuso la liberación -aunque seguirá procesado- de Esteban Rossano, el joven de 19 años que fue detenido el 14 de diciembre durante la primera de las dos las protestas contra la reforma previsional, de la que aseguró no haber participado. 

La noticia de la liberación fue confirmada por Adrián Albor, abogado de Rossano, desde el juzgado de Bonadio quien además disparó con graves acusaciones contra los gendarmes  "Este infierno que viene sufriendo este pibe al que Gendarmería le colocó prueba falsa en su mochila, se empieza a terminar”. El defensor del joven adelantó que apelará el procesamiento.

Rossano había sido detenido por Gendarmería aquella tarde cuando intentaba asistir a una mujer que, según su relato, estaba siendo golpeada por las fuerzas de seguridad.  

El joven se había bajado en la estación Sáenz Peña del subte A, junto con un amigo, para ir caminando hasta el Obelisco y, al llegar a la superficie, se encontró con los gases lacrimógenos y las corridas. 

"Estaba paseando. Pensaba terminar frente al Obelisco. Pidió que no le peguen a una señora y lo detuvieron. Después le plantaron piedras y panfletos pisoteados de tres agrupaciones políticas distintas en su mochila”, reconstruyó Albor. 

Rossano fue acusado de intimidación pública y de haber intentado que el Congreso de la Nación no sesionara, algo de lo que fueron acusadas más de 30 personas.