Un adolescente de 17 años fue detenido 56 veces. Vive en el barrio San Francisquito, un sector precario de la zona oeste de Rosario.

La primera vez tenía 12 cuando la policía lo encontró cometiendo un delito. Hoy está tras las rejas  por haber declarado que hace "trabajos" para el líder de Los Monos, Ariel Máximo “Guille” Cantero, quien está detenido pero se sabe que desde la cárcel sigue dando "órdenes"

 Pero no fue solo eso, también dijo que  participó en homicidio. Pero esto lo dijo ante la policía, si no hace ante la Justicia no tiene ningun valor legal

El sábado pasado en inmediaciones de Moreno y Pasco, cerca de la cancha de Newell’s Old Boys, lo detuvieron por arrancarle un celular a otro joven de 18 años

Lo llevaron a la Comisaría 2° y allí dijo y quedó en el acta policial, que en realidad le habían "encargado" la tarea de asesinar al joven que había asaltado.

Según dijo la orden  la dio el líder de Los Monos, que actualmente está alojado en el penal federal de Marcos Paz. Afirmó que le iba a cobrar 250 mil pesos.

Para los investigadores es sospechosa esta declración, que formalmnete no es tal porqie no lo hizo en la Justicia. Tampoco pidió abogado y el solo  se autoincriminó en varios delitos cuando solo había sido detenido por un celular.

 También  le dijo a la policía que había  llevado en una moto a un sicario que acribilló a balazos a un joven que había empezado a vender droga en la zona Sudoeste.

Quedó detenido en el Centro Especializado de Responsabilidad Penal Juvenil a la espera de una indagatoria, pero no por el robo del celular, sino por haber -supuestamente- admitido su rol en un homicidio.

En su planilla de entradas en seccionales, el menor tiene aprehensiones por robo (26), robo calificado (2), tentativa de robo (20), amenazas (2) y daño (1). También cayó por portación de armas (2), por resistencia a la autoridad (1), por incumplimiento de medida judicial (1) y por encubrimiento (1), cuando le encontraron un objeto robado del que no se pudo probar que él lo había sustraído.

El asesinato es el del ex rugbier del club Provincial Sebastián Nahuel Mandón, que ocurrió el pasado 15 de octubre entre los edificios Fonavi de Ovidio Lagos y Rueda, en barrio Latinoamérica, en la zona Sudoeste.

Al joven de 24 años lo mató a tiros un sicario que bajó de una moto, le disparó y una vez en el piso lo remató. De acuerdo a testimonios recolectados, la víctima había comenzado a dedicarse a la venta de droga al menudeo. 

 

 Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

 

 

Ver comentarios