El aprehendido, identificado como Emilio Calabuig, trabajaba en diferentes dependencias de la Jefatura Departamental Conurbano Norte pero no figuraba en las nóminas de empleados del Ministerio de Seguridad provincial ni percibía un salario.

Según indicaron los voceros, un jefe de la mencionada Departamental lo denunció cuando comenzó a sospechar del hombre, quien aparentemente intervenía en autopsias y trataba con detenidos, además de utilizar su falso cargo para atender como privado.

Cuando la Policía científica constató que Calabuig no formaba parte de la fuerza, los investigadores indagaron sobre su matrícula como médico a nivel nacional y provincial, pero descubrieron que dicho número de registro no correspondía a ningún médico habilitado.

Las fuentes precisaron que, a raíz de esa información, se radicó la denuncia en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Tigre Centro, a cargo de Mariano Magaz, quien caratuló el expediente de forma provisoria como "ejercicio ilegal de la medicina".

En tanto, la Policía citó a Calabuig a un supuesto reconocimiento médico de un detenido, donde fue aprehendido por efectivos de la Sub Delegación Departamental de Investigaciones de Tigre.

Además, la Justicia ordenó el allanamiento de su casa, ubicada en la calle Ruperto Maza 1704 de esa misma localidad del norte del conurbano, donde la Policía incautó sellos, un chaleco de la Policía Científica y otros elementos de interés para la investigación.

En tanto, Magaz indagó a Calabuig por "falsificación de documentos públicos", "usurpación de títulos y honores" y "ejercicio ilegal de la medicina", pero el detenido se negó a declarar, por lo que la investigación continúa para determinar la cadena de responsabilidades sobre el caso.

Fuente: Télam