Tres balazos fatales en el marco de un intento de robo acabaron con la vida de Joaquín Fernando Pérez, un joven arquitecto de 34 años. El asesinato ocurrió en el barrio de Arroyito, de la ciudad de Rosario. Los vecinos, que lo conocían de toda la vida, convocaron a una marcha para exigir justicia.

La víctima, quien era papá de una nena de 2 años, recibió tres disparos a manos de los delincuentes que lo abordaron pasadas las 22.50 del martes en la puerta de una cochera para robarle el auto. Con dos heridas en el pecho y otra en la pierna, todas de gravedad, el hombre alcanzó a correr unos 200 metros hasta la puerta de su casa, ubicada en Juan B. Justo al 1700, y allí se desvaneció sobre la vereda. Las huellas de sus manos ensangrentadas quedaron plasmadas en la puerta de la vivienda. 

Allí se encontró con su esposa, su hija y los vecinos que salieron de sus casas al escuchar el ruido. 

Poco se pudo hacer: la ambulancia tardó en llegar. Luego Joaquín fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) donde pasó directamente a quirófano y falleció cerca de las 00.30.

"Estuvo 15 minutos desangrándose con mi hija y la bebé al lado suyo. Nadie hizo nada", agregó Gabriela, suegra de la víctima, según consignó La Capital. 

El vehículo robado fue hallado horas después en la zona de Olivé y Flynn, a casi diez cuadras de donde había ocurrido el asalto. En su interior había una pistola calibre 40 que quedó secuestrada para verificar si fue la utilizada en el crimen

El caso lo investiga el fiscal de Homicidios Adrián Spelta.

Una vida construida en base a su familia y su trabajo. Así describieron vecinos y familiares a Joaquín Pérez. "Nunca vi un papá tan enamorado de su hija", resumió Gabriela, su suegra. 

Gabriela contó que el muchacho había tenido una vida difícil y que aún así había logrado sobreponerse a las adversidades. "El papá murió en un accidente y la mamá en un brote de hantavirus, también había perdido a su hermanita. Solo le quedaba un hermano, su mujer y su hija", dijo la mujer.

Los vecinos de calle Juan B. Justo al 1700 se sumaron a la indignación y dolor de la familia de la víctima. "Era un chico estudioso, trabajador, buena gente. Lo digo porque después empiezan a preguntar si andaba en algo raro", contó una mujer de la cuadra.

Por su parte, el intendente de RosarioPablo Javkin a través de su cuenta de Twitter, expresó: "Es un día muy triste. El de Joaquín no es un asesinato más. Un buen chico, un resiliente que había perdido a sus viejos y seguía estudiando, trabajando, siendo padre… No naturalicemos estas cosas. Si vinieron fuerzas, por favor, que empiecen a cuidarnos mejor".

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos