El violento y escalofriante suceso fue aclarado por la comisaria 2° de Malvinas Argentinas.

Por Fernando Vázquez 

fvazquez@cronica.com.ar 

 

El cadáver salvajemente masacrado a golpes en la cabeza y acuchillado en el rostro de un hombre de 68 años apareció en la vivienda de la víctima, en un tremendo suceso que se registró en la localidad bonaerense de Los Polvorines, en el partido de Malvinas Argentinas. Se creyó, en un comienzo, que el sexagenario había sido asesinado por asaltantes, pero luego se logró detener al responsable del crimen, oportunidad en la que las autoridades policiales a cargo de investigar el escalofriante caso establecieron que el ilícito había sido consumado a raíz de un drama pasional entre homosexuales. Los voceros de los tribunales de San Martín revelaron que el macabro hallazgo se produjo cuando integrantes de la comisaría de Los Polvorines (2ª de Malvinas Argentinas) y del Comando Patrulla (C.P.) del citado distrito, como consecuencia de un llamado al número telefónico de emergencias 911, arribaron a una finca, situada en Eustaquio Frías al 4100, entre Domingo de Arévalo y Benjamín Gorostiaga, en el noroeste del conurbano provincial.

Al ingresar al inmueble, los servidores públicos localizaron el cuerpo sin vida del morador de la casa, que tenía el cráneo destrozado a golpes y que además presentaba lesiones cortantes en el rostro, a la altura de la mejilla izquierda. Pero, a su vez, los policías observaron un gran desorden en el lugar y advirtieron que la ventana de una de las habitaciones habría sido violentada.

Por este motivo los pesquisas policiales de la seccional creyeron en un principio que el crimen había sido consumado por ladrones, quienes agredieron a la infortunada víctima, de 68 años, al resistirse a ser despojada de sus distintos objetos de valor, porque se aseguraba que faltaban pertenencias de la vivienda. El occiso tenía el cráneo fracturado por el infernal castigo y, a muy pocos metros del fallecido, había una huella de zapatilla, que había sido marcada en el suelo con la sangre del muerto.

Varias investigaciones

Sin embargo, al profundizar las diferentes tareas investigativas se determinó que el ilícito en realidad estaba relacionado a un tema pasional entre personas del mismo sexo, localizándose a un individuo, de 56 años, a quien algunos testimonios aportados por los vecinos sindicaban como amante del fallecido. Este sujeto, al ser interrogado por los funcionarios de la Justicia, incurrió en numerosas contradicciones y por tal situación se resolvió apresarlo de manera preventiva.

Momentos después los investigadores realizaron un procedimiento en la vivienda del mencionado sospechoso, ubicada en Godoy Cruz al 2700, en la misma zona. Trascendió que, al revisar la casa, los efectivos incautaron una sábana que tenía manchas de sangre, y además un par de zapatillas, cuya suela, de acuerdo a lo certificado luego por expertos de la Policía Científica en las pericias, coincidía con la marca de tejido hemático observada a pocos metros del cadáver.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de Pilar se encargaron de supervisar las tareas llevadas adelante para aclarar el crimen. Las pruebas obtenidas en el expediente señalan que el agresor y al sexagenario mantuvieron una acalorada discusión en el interior de la vivienda, que finalizó cuando el asesino agredió a golpes a la víctima, hasta provocarle el deceso.

Intervino en esta causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora Karina Carbonella, fiscal de la Unidad Funcional Nº 20 de Malvinas Argentinas, dependiente del departamento judicial de San Martín.