Un hombre de 30 años fue asesinado de un puntazo en el abdomen en la ciudad de Bahía Blanca y los investigadores intentan determinar si el crimen está vinculado a un ajuste de cuentas, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió pasada la 1.30 de este lunes cuando un llamado al servicio de emergencias 911 alertó sobre la presencia de una persona que se encontraba herida en la intersección de las calles La Pinta e Italia, del barrio Progreso.

"Esta persona identificada luego como Alvaro Solís, de 30 años, se dedicaba a tareas de pintura de obra y no contaba con antecedentes policiales, tenía en su poder todas sus pertenencias, por lo que se trata de establecer si se trató de un ajuste de cuentas", agregó un jefe policial que participa de la investigación del hecho.

La sospechas de los pesquisas es que el hombre fue atacado con un objeto cortopunzante que no fue hallado en la escena del crimen.

El comisario explicó que Solís llevaba pertenencias, dinero y el celular, por lo que entiende que "no debe haber sido un robo", aunque no puede descartarlo.

Personal de la comisaría primera con jurisdicción en la zona realizaba distintas tareas de investigación y búsqueda de testigos que puedan determinar el episodio.