Un caso que conmociona a toda una ciudad. Una adolescente de 16 años, identificada como Valentina Urbano y vecina del Barrio Malvinas, en Campana, llegó muerta al Hospital Municipal San José, tras haber sido abandonada en la puerta del nosocomio.

La joven había llegado al lugar acompañada de dos hombres de 36 y 40 años que, según testigos, apenas la dejaron, intentaron escaparse, pero fueron detenidos.

La autopsia reveló que la menor murió tras consumir cocaína y mantuvo horas antes relaciones sexuales, aunque el informe constata que no fue violada. En tanto, murió por insuficiencia respiratoria, y el cuerpo que no tenía golpes ni signos de estrangulamiento, ni disparos de armas de fuego.

El director del Hospital Municipal, Dr. Marcelo Medina, le dijo a la prensa que “hicieron todo tipo de ejercicios para reanimarla, se usaron drogas proactivas. En los primeros minutos se notó una leve mejoría y reacción; se logró encontrar pulso pero no una buena actividad eléctrica, por lo que se volvió a realizar maniobras para tratar de salvarla, pero luego de casi 40 minutos se constató el óbito”.

Por su parte, personal de seguridad del lugar relató que la menor “llegó en un automóvil a gran velocidad, la trajeron dos hombres que se quedaron un rato y luego intentaron marcharse, uno de ellos estaba en la parada de colectivos listo para irse pero fue traído por el personal hasta que llegó de inmediato la policía, tal cual avisamos en todos los casos como éste. Parecía que ambos estaban bajo el estado del uso de estupefacientes, aunque el que manejaba se mostraba más tranquilo pero de todos modos no conocieron al padre cuando éste se hizo presente en el nosocomio”.

 

Gracias a las cámaras de seguridad local, se pudo hacer un seguimiento del movimiento de los hombres y se constató que habían llevado a la joven a un departamento de ellos previamente. La policía bonaerense realizó una serie de allanamientos en la vivienda de ambos hombres, de 36 y 40 años, en las que encontraron gran cantidad de cocaína.

Finalmente la autopsia determinó que la joven murió por sobredosis. Ambos sujetos quedaron detenidos y su situación procesal aparece complicada. El mismo informe señaló que Valentina no fue víctima de abuso sexual, aunque se detalló mantuvo relaciones. La investigación está a manos de la UFI 2° de Campana a cargo del fiscal Matías Ferreiros.