El cuerpo calcinado de una mujer fue encontrado en un descampado del barrio Los Molinos de la capital jujeña, donde las autoridades procuran determinar su identidad y las causas precisas de la muerte, informaron hoy fuentes judiciales.

De acuerdo a los resultados preliminares de la autopsia, realizada esta mañana, la mujer tendría unos 30 años y habría muerto por asfixia por sofocación, aunque aún se trata de establecer si estaba viva al momento de ser prendida fuego, añadieron los voceros.

"Se pudo determinar que era una persona de sexo femenino, de alrededor de 30 años, de contextura delgada y que la causa de muerte habría sido muerte por sofocación", detalló el  fiscal Alejandro Maldonado, a cargo de la causa, tras la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de Jujuy

El fiscal agregó que "el cuerpo estaba bastante deteriorado por el fuego, por lo que lo único que se pudo advertir fue una fractura en la nariz y un golpe en la pierna".

Maldonado dijo que aún no hay "ningún indicio de su identidad" ni "rasgo que permita determinar quién es", por lo que se analizan las distintas denuncias por búsqueda de persona en la provincia, entre ellas una que se realizó justamente el pasado martes.

Finalmente, el fiscal dijo que los peritajes en la escena del  hallazgo resultaron afectados por una lluvia registrada en la zona, aunque sí se pudo establecer que el fuego se originó en el mismo lugar. 

El cuerpo fue encontrado alrededor de las 19 del pasado martes en un barranco a la vera de una calle interna del sector oeste del barrio Los Molinos, a poco más de un kilómetro del área poblada.

Fueron dos lugareños que pasaron por el lugar quienes advirtieron la presencia del cuerpo envuelto en llamas, por lo que llamaron a la policía.

Inmediatamente se hizo presente personal de la comisaria de la zona, que combatió el fuego y alertó al fiscal y a los  efectivos de la Dirección de Criminalística y Homicidios.

Durante esta jornada, por orden judicial se llevaba a cabo un nuevo rastrillaje para recoger pruebas que permitan avanzar en la investigación.