La Justicia de Santa Fe imputó a una mujer como autora del homicidio a golpes de su hija recién nacida, ocurrido el viernes en una vivienda de la localidad de Desvío Arijón, a 32 kilómetros de la capital provincial, informaron fuentes judiciales.

En una audiencia realizada este mediodía en los tribunales de Santa Fe, los fiscales Marcelo Nessier y Rosana Marcolín le atribuyeron a la acusada, de 27 años, el delito de "homicidio calificado por el vínculo".

Según relató Nessier en la audiencia, "el homicidio de la beba fue cometido alrededor de la 1.30 de la madrugada del viernes pasado en una casaquinta en donde la mujer estaba acompañada por sus padres y una pareja amiga". "Minutos antes, la mujer había dado a luz por parto natural a la niña que fue víctima del homicidio", afirmó el fiscal. Explicó que "se descarta totalmente y de plano la posibilidad de un aborto" ya que "las pruebas médicas realizadas confirmaron que los pulmones de la beba tenían oxígeno, esto quiere decir que respiró y por eso se trata de una persona nacida viva".

Los fiscales del caso, Rosana Marcolín y Marcelo Nessier.

"La beba sufrió golpes que le provocaron dos fracturas, un edema cerebral y lesiones politraumáticas múltiples y severas en distintas partes del cuerpo", detalló. Por último, el fiscal narró que "la mujer fue trasladada de urgencia por sus padres al hospital José María Cullen, a fin de contener la hemorragia que estaba sufriendo".

Por su parte, Marcolín informó que "inmediatamente después de los hechos, una psicóloga de la Policía de Investigaciones entrevistó a la imputada". Y, detalló que "la defensa solicitó la prisión domiciliaria hasta la realización de la audiencia de medidas cautelares" pero desde la Fiscalía se opusieron y el juez Jorge Patrizi rechazó la solicitud del abogado defensor.

En relación a la audiencia de medidas cautelares, el Ministerio Público de la Acusación confirmó que se realizará el próximo viernes en horario a confirmar.