"Es todo muy triste", con esta frase comenzó una pequeña rueda de prensa la madre de uno de los imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa, sobre quien aseguró que "no estaba en el lugar de los hechos".

La madre de Juan Guarino habló con los medios de comunicación tras la visita que le realizó a su hijo en  Villa Gesell, lugar al cual viajron los padres de algunos imputados durante el fin de semana para ver a los detenidos.

"Juan me dijo que no estaba en el lugar de los hechos", sostuvo la mujer sobre su hijo, quien aún no ha sido reconocido por testigos en las ruedas de reconocimiento hechas hasta el momento.

En tanto que al ser consultada sobre la familia Báez Sosa dijo: "Le pido muchas disculpas, mucho pésame a la familia".

"Mi hijo está bien", agregó la mujer, sobre quien pesa una imputación por el homicidio del joven remero, aunque hasta el momento no hay ninguna prueba fehaciente de que el joven estuviese en el lugar al momento de la golpiza fatal.