Comenzó el juicio para la supuesta “secta” de Mar del Plata acusada de explotar hasta la servidumbre . abusar sexualmente a más de 32 personas durante años. El proceso se inició ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal, el cual deberá determinar la responsabilidad de los acusados.

En cuanto a estos últimos, la Fiscalía Federal 2 imputó a Silvia Cristina Caposiello, pareja de Eduardo Nicosia, el “kapanga” fallecido de la organización, Sinecio de Jesús Coronado Acurero, Luis Antonio Fanesi y Fernando Ezequiel Velázquez. Todos ellos, fueron señalados por formar parte de esta congregación que detectaba a sus víctimas y sus vulnerabilidades en seminarios de yoga, que se ofrecían en el Hotel City, ubicado en la calle Alberdi 2561, en pleno centro de “la Felíz”.

El Hotel City está ubicado en la zona céntrica de "la Felíz".

Según la acusación formal, a cargo del Dr. Juan Manuel Pettigiani, detalló el escrito frente al juez Roberto Falcone y a los magistrados Fernando Machado Pelloni y Nicolás Toselli. Este documento explica que todos los implicados alteraron también la identidad de al menos trece niños e incurrieron en el delito de “resistencia a la autoridad”, cuando allá por el 2018, la Justicia Federal ordenó una serie de allanamientos en sus instalaciones. Por si fuera poco, la carátula incluye el abuso sexual agravado.

Un dato llamativo es que el accionar delictivo de esta banda comenzó unos cuantos años atrás, entre "principios de la década de 1970 y a partir del 2005 y hasta el allanamiento del 3 de julio de 2018 en Mar del Plata".

Quien tiene la causa es el juez Roberto Falcone.

¿De qué se acusa a los imputados?

Según la investigación, el líder fallecido en enero de este año y sobreseído por el tribunal el pasado 20 de abril, "resultó ser el fundador de la congregación, una suerte de guía espiritual, principal administrador y organizador de la actividad delictiva" y "tenía un completo control sobre las vidas y acciones" de las víctimas, "a quienes compelía a desprenderse de sus bienes o pertenencias a favor de la congregación".

"Nicosia y sus consortes se valían de un proceso de coerción psicológica y aislamiento de las víctimas, típico de las organizaciones sectarias, generado a partir de la manipulación psicológica que se les imponía", añadió la fiscalía.


Por su parte, Silvia Cristina Capossiello, "controlaba a los damnificados en ausencia de Nicosia y estaba al frente de la cooperativa administradora del complejo hotelero", mientras que Coronado Acurero "colaboraba en las actividades ilícitas investigadas".

La fiscalía también acuso a Fanesi de haber sido parte de esta suerte de secta "cuanto menos, desde el año 1973 y participaba del control sobre las víctimas", y "en los últimos años, esta función la cumplía como recepcionista del Hotel City".

En cuanto a Velázquez, fue imputado por su intervención psicológica mientras instruía Yoga y por el brindado de conferencias "a partir de las que mantenía charlas personales con algunas de las personas que allí asistían, detectando sus vulnerabilidades e informando luego de ello a Nicosia, a fin de lograr su captación".

Según los testimonios de las víctimas, este último habría tenido al menos quince hijos e hijas, trece de ellos con madres diferentes.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos