A un mes de la muerte de Rodrigo Agustín Burgos (31) y Sol Anahí Viñolo (29), quienes fueron atropellados en Córdoba por Alan Amodeo (27) mientras conducía su vehículo estando alcoholizado, se realizó una marcha para pedir que el culpable vuelva a la cárcel. Recordemos que el juez le concedió la libertad hasta el juicio.

El trágico hecho ocurrió el 17 de mayo pasado y la movilización comenzó a las 16:03, exactamente el mismo horario en el que el conductor, que venía a alta velocidad en la Avenida Circunvalación, se llevó por delante a Viñolo y Burgos, que se encontraban revisando el auto de la mujer sobre la banquina, que había sufrido un desperfecto.

Amodeo conducía su automóvil con 2,07 gramos de alcohol en sangre según consta en el test que se le realizó pocos minutos después del accidente. Por si fuera poco, había subido a las redes sociales fotos bebiendo cerveza y manejando horas antes del accidente.

En la manifestación participaron los padres de Sol, la hija de Agustín con un emotivo cartel en el que se leía “por papá” y una buena cantidad de gente que se reunió para marchar respetando la distancia. “Nosotros sí nos cuidamos”, también estuvo presente en los letreros.

Además. Fernanda Guardia resultó gravemente herida en el accidente y hasta el día de hoy sigue internada.

"Hace una semana, el fiscal Tomás Casas tomó la decisión de darle la libertad a Alan Amoedo, el único responsable de la tragedia de circunvalación del 17 de mayo, donde perdió la vida mi hija”, reclamó Natalia Lescano, madre de Vignolo.

“Nos hemos constituido en querellantes particulares y él, al día de hoy, todavía no ha decretado nuestra participación. No nos ha permitido ver a los familiares de las víctimas el expediente. Sin embargo, sí ha podido tomar la decisión de liberar a Alan Amoedo", cargó Lescano.

Vale aclarar que quien conducía el auto solo estuvo detenido 19 días y está imputado por “homicidio culposo”. La querella reclama que la carátula cambie a “homicidio por dolo eventual”.

Así marcharon para pedir justicia