Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar 

Dos hombres, de 56 y 27 años, fueron salvajemente asesinados a golpes y balazos, en diferentes sucesos que se registraron en las localidades bonaerenses de Monte Chingolo, en el partido de Lanús, y Adrogué, en el partido de Almirante Brown. Las autoridades policiales lograron detener a uno de los responsables del primero de estos crímenes, mientras que en el segundo caso los pesquisas consideran que lo ocurrido habría estado relacionado con la venta de drogas.

Al respecto, los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron que la primera de las infortunadas víctimas fue identificada como Santos Ángel Suárez, de 56 años. El citado hecho se produjo en el cruce de pasaje Libertador y Pichincha, en Monte Chingolo, en el sur del conurbano provincial, donde se produjo una violenta discusión vecinal en la que Suárez padeció lesiones en el cráneo, tras ser agredido a golpes.

Momentos después, el damnificado tuvo que ser trasladado, de urgencia, a una clínica situada en avenida Hipólito Yrigoyen al 4800, en Lanús, aunque finalmente dejó de existir a raíz de estas graves heridas y a pesar de la tarea desarrollada por los facultativos del centro asistencial.

Procedimiento

Gracias a los diferentes datos obtenidos en el escenario de la acalorada reyerta, los servidores públicos de la comisaría de Monte Chingolo (6ª de Lanús) apresaron por el caso a un joven llamado Enzo, de 18 años, mientras se intentan averiguar las identidades de los restantes involucrados en el violento altercado.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Homicidio", el doctor Mariano Leguiza Capristo, fiscal del departamento judicial de Lomas de Zamora. Por su parte, Ignacio Nevesci, de 27 años, fue baleado en la cabeza mientras se hallaba en la famosa Villa Betharram, ubicada en las proximidades de la esquina de Macedonio Rodríguez y Quebracho, en Adrogué, tras discutir con un sujeto, quien luego se dio rápidamente a la fuga.

Nevesci pereció mientras era asistido en el Hospital Lucio Mélendez, en el citado distrito, ya que había sido alcanzado por un certero impacto de arma de fuego en la región parietal derecha. Los pesquisas policiales de la seccional de Adrogué (1ª de Almirante Brown) procuran aclarar el crimen, que se presume se encontraría vinculado con la comercialización de marihuana.