Según se supo, un hombre se defendió, con un destornillador, del ataque de un joven delincuente en la localidad bonaerense de San Miguel. El joven habría habría ingresado el domingo por la madrugada al domicilio del agresor, en el barrio El Faro de esa localidad.

Tras el hecho, amigos y familiares de la víctima, Nicolás Bernal de 17 años, prendieron fuego el domicilio del acusado, de apellido Cruz que fue detenido. Sin embargo, familiares y amigos reclaman la aprehensión de otro supuesto agresor, aunque hasta el momento la fiscalía no cuenta con elementos.

La causa está a cargo de la fiscal Karina Carbonella de la UFI 20, quien deberá reconstruir el episodio que terminó con la vida de Nicolás.