Como saldo de una violenta discusión, un joven de 23 años, que se asegura trabajaba como repartidor, fue salvajemente asesinado a balazos. El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de Villa Barceló, en el partido de Lanús, y el responsable del crimen logró darse a la fuga.

De acuerdo con lo revelado por los voceros, la infortunada víctima, identificada como Maximiliano Ezequiel Seppia, de 23 años, dejó de existir en el Hospital General de Agudos Doctor Arturo Melo, en dicho distrito, luego de haber sido alcanzado por tres certeros proyectiles (en el estómago y en el hombro derecho). Los informantes manifestaron que el hecho se produjo en Gervasio Posadas al 3400.