Ladrones mataron a golpes a un hombre de 87 años para robarle una cortadora de césped en su casa de Fortunata García al 1000, en la provincia de Tucumán. El hombre fue trasladado con vida e internado en el hospital Padilla pero falleció en las últimas horas.

Los delincuentes golpearon en la cabeza a Raúl Vicente Márquez luego de que los sorprendiera intentando robarle una cortadora de césped y una amoladora. Pese a la premura de la atención médica, murió por los daños irreversibles que le provocó la paliza.

Según vecinos que fueron testigos, uno de los acusados está detenido y habría salido del penal de Villa Urquiza hacía dos semanas.

"Es una zona complicada. Hay muchos hechos. Incluso ese mismo día el chico detenido asaltó a una señora. La gente está muy preocupada", expresó Antonella Arnedo, nieta de la víctima.

La mujer ratificó que los vecinos lograron interceptar a uno de los supuestos autores de la muerte de Márquez. "Uno está detenido y tiene 23 años. Es un chico que ya estaba preso y lo largaron hace semanas de Villa Urquiza", añadió.

Agonía

Arnedo expresó, en base a las explicaciones médicas y policiales, que su abuelo habría recibido un golpe con una piedra. "Tenía el ojo morado y la nariz quebrada. Tenía fractura de cráneo", añadió.

"Cuando fue a buscarlo la ambulancia, tras la agresión, estaba consciente. Pero luego llegó al hospital sin conocimiento. Entró en estado delicado, con problemas de presión. Nunca salió de la guardia del hospital. En ningún momento tuvimos esperanza. No se podía esperar nada", contó con dolor la familiar.