Dos hombres asesinados a balazos, uno de ellos de nacionalidad boliviana, y dos heridos, fue el saldo de diferentes sucesos de violencia registrados en las localidades bonaerenses de Villa Fiorito y de Ingeniero Budge, en el partido de Lomas de Zamora.

Voceros judiciales revelaron que la primera de las víctimas fatales, Héctor Ariel Mordska, de 26 años, pereció en una sala de primeros auxilios luego de haber sido alcanzado por los disparos que varios individuos efectuaron desde el interior de un automóvil en Baradero al 800, casi en el cruce con Milán, en Villa Fiorito.

En el mismo caso, que tiene ribetes sumamente confusos, resultaron heridos dos sujetos y uno de ellos, llamado Ariel Deurón, de 38 años, tuvo que ser internado en el Hospital Luisa Gandulfo, en el citado distrito.

Por su parte un ciudadano boliviano, identificado como Rolando Quisbert, que se hallaba como parroquiano en un pool situado en avenida Olimpo y las vías del ferrocarril Roca, en Ingeniero Budge, murió tras ser atacado a disparos por un cliente alcoholizado.