Un hombre que mató a su amigo y se sacó una selfie con el cadáver luego perdió el celular, que fue encontrado por la Policía.

Según indican medios locales, el hecho ocurrió en octubre de 2018 en la república de Komi, en el noroeste de Rusia. El atacante, que estaba ebrio, lo apuñaló repetidas veces en el estómago. La víctima murió por las graves heridas y, en ese, momento, el asesino se sacó una serie de fotos y tomó videos al lado del cadaver.

Después del crimen, el asesino fue en taxi hasta el centro de la ciudad, donde mató con un cuchillo a un transeúnte.

Posteriormente fue a un restaurante, donde comenzó a mostrar a los presentes las fotografías y videos de la escena del primer crimen. Siguió bebiendo alcohol y comenzó a comportarse de manera inadecuada, en relación con lo cual fue detenido por agentes de Policía, que lo llevaron a comisaría.

En ese marco, se le cayó el celular del teléfono y los oficiales vieron la foto del cuerpo de la víctima en el celular.

Por el crimen, fue condenado a 20 años de prisión, acusado de doble asesinato y robo con daños importantes.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Pablo II, Papa

La Iglesia recuerda a San Juan Pablo II, Papa

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos