Un peón de una chacra ubicada en la localidad de Paraje La Invernada, provincia de Misiones, fue denunciado luego de matar de dos tiros al perro de su vecino, que había atacado un rebaño de cabras.

El denunciante, Alfredo Galmarini, dueño del perro, contó que estaba en su vivienda cuando observó que un grupo de cabras había ingresado a su terreno, las cuales eran propiedad de su vecino, Alfredo Ibañez.

En ese momento, su perro, de raza manto negro, que estaba atado, al ver que los animales habían ingresado a su propiedad, se soltó y salió corriendo detrás de las cabras.

El animal murió en el acto. 

El perro, de nombre Kim, ingresó a la chacra del vecino. Fue ahí cuando el peón no dudó y le disparó dos veces al animal, cuando vio que atacó a un rebaño de cabras de su propiedad. No obstante, el denunciante aseguró que la muerte del animal se podría haber evitado, ya que un empleado de él, que advirtió el episodio, le dijo al hombre que no disparara, pero este lo hizo de igual manera

La denuncia fue efectuada en la comisaria de la localidad, donde ambas partes estuvieron presentes. La Policía secuestró el arma utilizada y la División de Criminalística realizó los trabajos de peritaje para esclarecer el hecho.

En la causa intervino el Juzgado Instrucción N° 6 de Posadas y se espera que en las próximas horas se tomen nuevas medidas.

 

 

Mar del Plata: mataron al perro de su vecino porque mordió a una oveja

A fines de abril, un hombre y una mujer de 50 años mataron al perro de un vecino de dos tiros luego que el animal mordiera a una oveja que les pertenece. El conflicto tuvo lugar en el barrio San Jacinto, situado en las afueras de Mar del Plata, en la zona sur del partido de General Pueyrredon.

Según consta en la denuncia que realizó el dueño del perro, la pareja se presentó armada en su casa y le reclamó porque, momentos antes, la mascota había mordido a una oveja de su pertenencia. Acto seguido, el hombre le disparó al can por primera vez y luego la mujer tomó el arma y le dio el tiro de gracia. Antes de irse, lo habrían amenazado de muerte.

La denuncia fue realizada ante la Fiscalía General, que inició una causa penal a cargo de la fiscal Graciela Trill, del Centro de Composición Temprana de Conflictos Penales. A través de las primeras averiguaciones, los investigadores supieron que el sospechoso de haber baleado al perro en primera instancia había sido pareja de la madre de la víctima en el pasado, y que la mujer que lo acompañaba el domingo es su actual novia. De esta manera, los pesquisas no descartan que exista una enemistad previa entre los agresores y la víctima.

 

En ese contexto, con la información reunida los instructores judiciales ordenaron un allanamiento en la vivienda de los acusados, que se desarrolló el miércoles por la tarde.

De acuerdo a los datos que dio a conocer la Jefatura Departamental en un parte de prensa, en la casa el personal policial de la comisaría 13a secuestró 17 municiones, aunque no encontraron a ninguno de los dos acusados, sino que sólo dieron con la madre de la sospechosa. En tanto, otro hombre arribó mientras se llevaba a cabo el operativo e hizo entrega de un revólver. Por lo pronto, la fiscal Trill dispuso que tanto las balas como el arma de fuego fueran peritadas para determinar si fueron las utilizadas en el ataque.

No obstante, también ordenó que continúen las tareas para notificar a la pareja de la imputación por los delitos de “amenazas agravadas” y “daño”.

 

 

Ver comentarios