El narco colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias Mi Sangre, detenido en Buenos Aires en 2012 y luego extraditado a Estados Unidos, fue condenado por un tribunal del distrito sur de Florida a 30 años de prisión por conspiración para ingresar y distribuir cocaína. En el juicio, que había comenzado hace cinco semanas, el sindicado capo de la organización paramilitar conocida como Oficina de Envigado sostuvo que desde marzo de 2010 él era informante de la agencia antidrogas DEA y del Departamento de Seguridad Nacional estadounidenses y pidió la anulación de su proceso porque dijo que violó la ley cumpliendo labores de infiltrado.

Pero la fiscalía federal del distrito sur de Florida insistió en que nunca recibió autorización del gobierno de los Estados Unidos para colaborar y solicitó que se le aplique la pena de 30 años. De acuerdo con Mi Sangre, los hechos de narcotráfico que le atribuye la Justicia "fueron cometidos con autorización de las agencias de Estados Unidos" y había recibido "autorización específica" para involucrarse "en ciertas conductas ilegales necesarias" para cumplir su misión.

López Londoño fue capturado en Buenos Aires el 30 octubre de 2012 cuando comía en un restaurante de Pilar. Mi Sangre intentó no ser extraditado.