Tras la detención del principal sospechoso de la muerte de Benjamín Amaya, la fiscal Adriana Giannoni continuará con nuevas indagatorias para determinar los motivos del homicidio del pequeño de cuatro años, ocurrido el jueves 8 de este mes. Entre otras personas, la funcionaria judicial tiene previsto interrogar a familiares y vecinos del barrio de El Colmenar.

Cuando se cumplía la primera semana del crimen de Benjamín, la Policía detuvo Claudio Argañaraz, de 37 años, uno de los muchos hermanos de Francisco Adán Peñalva, quien era el abuelastro del niño. Los investigadores habían logrado avanzar en la identificación de un posible autor del hecho, a partir de un dato clave. Desde el inicio se trabajó con varias hipótesis, como el crimen por ajuste de cuentas, por droga o por abuso sexual.

"No puedo creer que hayan detenido a mi hermano, es un pan de Dios. Él no hizo esto", expresó entre lágrimas Marcelo Argañaraz. Benjamín Amaya, de cuatro años, fue encontrado por dos parientes colgando del puente de la avenida de Circunvalación, el jueves 8, cerca de las 17. A pesar de que sus familiares lo trasladaron rápidamente a un CAPS de El Colmenar, el niño llegó sin signos vitales. Había sido ahorcado.

En medio de la recopilación de informaciones, un testigo de identidad reservada dijo que ese jueves 8 había cruzado a un joven desconocido con un niño, que podría haber sido Benjamín. El mismo ubicó después por una deformación en su boca, a Argañaraz, conocido en la zona como "Cococho".

"Me acuerdo que ese día yo estaba trabajando acá en la casa; no soy carpintero pero me doy maña con todo, y estaba en el fondo haciendo unas sillitas y otras cosas", comenzó manifestó  Marcelo. "Vinieron unas vecinas y me dijeron: '¿No te enteraste de lo que pasó con Benja?'; en ese momento se decían muchas cosas; dijeron que le habían pegado un tiro. Dejé todo como estaba y salí corriendo para su casa", dijo.

En medio de la recopilación de informaciones, un testigo de identidad reservada dijo que ese jueves 8 había cruzado a un joven desconocido con un niño, que podría haber sido Benjamín. El mismo ubicó después por una deformación en su boca, a Argañaraz, conocido en la zona como "Cococho", durante una ronda de reconocimiento dispuesta por la Justicia.

El sospechoso fue arrestado inmediatamente y se le tomaron muestras que servirán para una pericia de comparación genética. No obstante, durante el proceso negó ser el autor del hecho. Fátima, una vecina del barrio donde vive la familia del niño asesinado, expresó que el sospechoso participó en distintas reuniones familiares, como fiestas, en la casa de pequeño.

En esa línea, recordó: "antes de que le pasara eso a Benjamín, escuché que estaban peleando al frente (de su vivienda). Era 'Cococho' con el abuelo del chiquito, el hermano. Era una fiestita. Al finalizar se pelearon y el abuelo lo corrió. Le cerró la puerta y le dijo que se fuera", recordó.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos