Dos sospechosos fueron detenidos en el marco de la causa por el crimen de Gisella Tatiana Núñez, la adolescente de 17 años hallada muerta el miércoles pasado y en la casa de uno de ellos se hallaron ropas que serían de la chica y restos de sangre.

El fiscal Jorge Carrasco confirmó que la victima era adicta y solía reunirse con los detenidos para consumir estupefacientes.

El padre de Gisella, Fabián Barrionuevo, aseguró que su hija “fue víctima del mundo de la droga” y que “sufría de adicción desde hace unos tres años” a pesar de que “quería salir de esa situación para estudiar y trabajar”. Ahora se busca a un tercer sospechoso, que tiene pedido de detención y que la policía no encontró al allanar su vivienda.

Carrasco informó que las detenciones se realizaron durante “cinco allanamientos a viviendas cercanas al lugar donde se encontró el cuerpo de la joven” y que se trata de personas del entorno de Gisella.

El fiscal indicó que en uno de esos domicilios “la prueba de Luminolun producto que reacciona con una fluorescencia en lugares donde se lavaron manchas de sangredio positivo” y que se están realizando las “pericias necesarias para determinar si la sangre pertenece a Núñez”.

"En otra de las viviendas se encontraron algunas prendas de vestir con manchas de sangre que podrían ser las que usaba la adolescente el viernes pasado, cuando salió de su casa, y en estos momentos se está aguardando el reconocimiento por parte de los familiares de la víctima”, adelantó.

De acuerdo a los resultados preliminares de la autopsia “la joven murió por estrangulamiento manual” y que hay indicios de que el “ataque se podría haber producido en una de las viviendas allanadas y que luego el cuerpo fue arrojado en el paraje donde fue encontrado”.

“La víctima presenta hematomas en la nariz y en el ojo izquierdo que corresponden a golpes de puño, presumimos que masculino” y se pudo “descartar que haya sido abusada sexualmente”, añadió.

Carrasco dijo que la investigación gira en torno al círculo de amistades o personas cercanas a la joven y que pueden estar relacionadas al "consumo de drogas”. Son personas mayores de edad y ella (Gisella) frecuentaba permanentemente este domicilio, donde se juntaban grupos "de personas que tenían como vínculo el consumo de drogas” afirmo.