Una joven de 22 años que era intensamente buscada por sus familiares desde el pasado lunes, fue encontrada muerta este miércoles en una finca donde tenía plantaciones de verduras, ubicada en Choromoro, al norte de la provincia de Tucumán.

Gabriela Nilvia Giménez fue encontrada muerta en la finca Aragón, lugar al que había ido a trabajar el pasado lunes y en donde compartía el arredramiento de tierras con un hombre, cuya identidad no fue informada.

Luego de no regresar a su casa ese día, su familia decidió el martes denunciar su desaparición en una comisaría de la zona.

El miércoles a la mañana el mismo hombre con el que la joven arrendaba las tierras se contactó con sus familiares, dijo haber hallado el cuerpo de la joven y les indicó que se encontraba en la finca donde ambos tenían sus plantaciones.

Esa misma tarde, los familiares acudieron al lugar indicado, junto a la policía, y hallaron a la joven muerta.

El fiscal Ignacio López Bustos, a cargo de la Unidad Fiscal de Homicidios I, indicó que "ya se procedió a la inspección del cuerpo, en principio, no se observan signos de violencia física, se deben aguardar los resultados de la autopsia para determinar las causas de muerte".

Al respecto, López Bustos sostuvo que "se levantaron diferentes muestras que serán analizadas en laboratorio" y que se están tomando medidas para el esclarecimiento del hecho.