Un pizzero de 60 años fue asesinado de un balazo cuando motochorros le robaron la recaudación de su negocio en el partido de Almirante Brown, y por el homicidio detuvieron a dos sospechosos que chocaron contra un auto tras intentar escapar, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió a la madrugada, alrededor de las 2, en un comercio ubicado en General Madariaga y Portugal, en el barrio Lindo del citado distrito de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales y judiciales informaron que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Sebastián Scriva, cerraba la persiana de su pizzería.

En ese momento, dos delincuentes armados que iban a bordo de una moto subieron a la vereda y lo amenazaron con fines de robo

Según las fuentes, el comerciante le entregó el dinero de la recaudación pero uno de los asaltantes efectuó un disparo que impactó en su pecho. 

Los delincuentes huyeron con el botín y Scriva fue trasladado de urgencia al hospital Santamarina de Monte Grande, donde murió como consecuencia de las lesiones sufridas

En tanto, efectivos de la Jefatura Distrital Almirante Brown arribaron al lugar y comenzaron a recabar datos con el objetivo de identificar a los homicidas.

Con la información obtenida, personal que patrullaba la zona observó pasado el mediodía el paso de dos jóvenes que circulaba en una moto y al intentar detener su marcha el conductor aceleró para huir.

Sin embargo, el muchacho perdió el control del rodado y chocó un auto que estaba estacionado, tras lo cual fueron aprehendidos.

Ambos fueron trasladados al hospital porque sufrieron algunas lesiones, aunque ninguna de gravedad, agregaron las fuentes. 

Un vocero encargado de la pesquisa dijo que los jóvenes, de 18 años, estaban alcoholizados y tenían la misma vestimenta descripta por los testigos. 

Además, los pesquisas constataron que la moto tenía un pedido de secuestro en jurisdicción de la comisaría 4ta. de Llavallol desde el 28 de agosto del año pasado.

Las fuentes agregaron que entre las pertenencias de los sospechosos hallaron 3.800 pesos divididos en tres fajos.

El hecho es investigado por el fiscal Lorenzo Latorre, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Lomas de Zamora.