Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar


Una oficial de la Policía de la provincia de Buenos Aires abatió a balazos a uno de los 2 motochorros que le robaron la cartera, en un cruento suceso que se registró en la localidad bonaerense de Quilmes. El delincuente que pereció tenía una pistola de juguete. Los pesquisas buscan al otro malviviente. Autoridades de la Justicia resolvieron no detener a la funcionaria tras considerar que actuó en legítima defensa porque se entendió que no era capaz de advertir si el marginal tenía un arma de fuego verdadera. Lo ocurrido constituye el segundo caso en menos de 2 días en que una integrante de la citada institución de seguridad logra eliminar a un ladrón.

Los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que el hecho se produjo cuando una teniente 1° que está destinada en la comisaría del denominado Barrio Parque Calchaquí (9ª de Quilmes), caminaba, franco de servicio y vestida de civil, oportunidad en la que resultó interceptada por los 2 motochorros en el cruce de Joaquín V. González y San Mauro Castelverde, en el citado distrito.

Trascendió que uno de los individuos descendió del rodado y amenazó con fines de robo a la mujer, a quien despojó de la cartera.

Ante dicha situación, la valiente funcionaria aprovechó un descuido de los asaltantes y, luego de extraer su pistola 9 milímetros, comenzó a efectuar disparos, oportunidad en la que abatió a sujeto que la apuntaba.

El otro ladrón, al ver la situación, fugó rápidamente en el motovehículo y se refugió en las calles del humilde vecindario.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el occiso fue identificado como Facundo Ferreyra, de 20 años, en cuyo poder se incautó una pistola de plástico.

Pesquisas policiales de la mencionada seccional realizan diferentes procedimientos en la zona, a fin de establecer el paradero del prófugo.

Intervino en la causa la Unidad Funcional N° 3 del departamento judicial de Quilmes, quienes resolvieron que la teniente 1° permanezca libre al entender que obró en legítima defensa porque le resultaba imposible determinar si era de juguete o verdadera.

El suceso de Quilmes se agrega a lo caso que ocurrió a las 23:10 del jueves pasado cuando una oficial de la Policía Local de Morón dio muerte en un violento tiroteo a uno de los 2 motochorros que pretendían asaltarla mientras se hallaba en compañía de su novio, en la esquina de Costa y Doctor Ignacio Pirovano, en la localidad bonaerense de Parque San Martín, en el partido de Merlo.