Una mujer quemó con agua a un policía para evitar que demore a su hijo, quien violó el aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus en la ciu­dad de Pa­so de los Li­bres, Corrientes.

Todo comenzó el jueves por la noche cuando el adolescente de 17 años ma­ne­ja­ba una pickup y no aca­tó las se­ñas de de­te­ner la mar­cha sino que, por el contario, ace­le­ró con una ma­nio­bra eva­si­va. El hecho ocurrió en la in­ter­sec­ción de las ave­ni­das Res­ti­tu­to Or­tiz y Di To­ma­so, zo­na Nor­te de la ciu­dad fron­te­ri­za.

 

Pese al in­ten­to de fuga, las au­to­ri­da­des de la fuer­za pro­vin­cial que cumplían con su tra­ba­jo de pre­ven­ción en el marco de la pandemia del COVID-19, lo­gra­ron in­ter­cep­tar­lo a es­ca­sa dis­tan­cia.

Al pa­re­cer cuando el con­duc­tor fue en­ce­rra­do en el ha­bi­tá­cu­lo, co­men­zó a lla­mar a sus fa­mi­lia­res, quienes ca­si de in­me­dia­to acudieron al “rescate” y pidieron a gri­tos que de­ja­ran ir al chico.

En ese momento, la madre del menor des­ta­pó un ter­mo y ata­có por la espalda a uno de los efec­ti­vos arro­ján­do­le agua ca­lien­te. Además, los po­li­cí­as cuando redujeron al jo­ven, fue­ron in­sul­ta­dos y agre­di­dos físicamente.

Co­mo re­sul­ta­do del violento episodio, dos ado­les­cen­tes de 16 y 17 años fue­ron lle­va­dos a una co­mi­sa­ría.

En una fil­ma­ción que tras­cen­dió en las re­des so­cia­les se puede ob­ser­var­ el mo­men­to de la agre­sión. 

Des­de la Po­li­cía pre­ci­sa­ron a es­te me­dio que ini­cia­ron una cau­sa ca­ra­tu­la­da co­mo “a­ten­ta­do, re­sis­ten­cia a la au­to­ri­dad y le­sio­nes le­ves”.