Miguel Ángel "Pimienta" Silva, uno de los condenados por la salidera bancaria a Carolina Píparo en la que murió su bebé Isidro en 2010, falleció dos semanas después de que el Tribunal Oral y Criminal Nº2 le diera la excarcelación extraordinaria por su delicado estado de salud.

"Pimienta" había sufrido tres ACV durante su condena a prisión perpetua, por lo que estaba en silla de ruedas sin poder valerse por sus propios medios. La decisión fue porque la justicia consideró que no estaba apto para seguir con su tratamiento dentro de una prisión ya que en la cárcel de Olmos “no cuentan con los recursos tecnológicos y servicios de enfermería necesarios para atender y paliar la condición física del causante”. 

Estaba embarazada de Isidro, quien murió por el impacto de una bala. (Archivo)

Silva había sido condenado a la pena de prisión perpetua el 13 de mayo de 2013, pero en febrero de 2015 el Tribunal de Casación Penal bonaerense emitió un fallo en el que le redujo la pena. Las condenas de prisión perpetua tanto para Silva como para los otros cuatro imputados habían sido por el delito de homicidio “criminis causa” en concurso con robo agravado por el uso de arma apta para disparar, en el caso del niño; y tentativa de homicidio en el de Píparo.