Imagen del ultraliviano que cayó a tierra. 

Otro fatal accidente aéreo. Cuando aún está en plena investigación lo que ocurrió con la aeronave que se estrelló a poco de despegar del aeropuerto de San Fernando, un hombre murió. luego de que la avioneta en la que viajaba se precipitara a unos 600 metros del cruce de la ruta 5 y la ruta 226, a la altura de la localidad de Pehuajó, en el oeste de la provincia de Buenos Aires.

“Se trata de un ultraliviano que cayó a tierra cerca de las 16 en una zona rural. Acudimos con un móvil al lugar luego del llamado al 911, y también participaron del operativo otro móvil de la patrulla rural y de Bomberos”, indicaron fuentes de la comisaría de Pehuajó, a cargo del comisario Raúl Laverti. Autoridades del aeródromo de Pehuajó que se acercaron hasta la zona del siniestro, tras el llamado de la policía, identificaron a la víctima como Diego Marcelo Gitard, de 54 años, pero no dieron detalles sobre el destino del tripulante de la avioneta.

La víctima tenía domicilio en el partido de Carlos Casares, aunque, según trascendió, vivía en la zona rural de Pehuajó.

Investigan causas

La investigación quedó ahora en manos de la Fiscalía federal de Junín. La aeronave, de matrícula LV-UX033, cayó a unos ocho kilómetros del aeródromo de Pehuajó, y a unos 2.000 metros del kilómetro 372 de la Ruta Nacional 5. Los Bomberos Voluntarios de esa localidad se trasladaron al lugar para combatir un posible foco de incendio que se pudiera desencadenar por el derrame de combustible.

El piloto viajaba solo y murió por el impacto. Se trataba de un “avión experimental”, es decir, un modelo al que se le van probando distintos desarrollos hasta que llega a matricularlo como un avión formal. Los vecinos de Pehuajó se conmovieron ante la infausta noticia. Muchos de ellos conocían al piloto, por lo que la noticia se sintió aún más.