Tras tres días de agonía, una joven de 31 años que había sido rociada con alcohol y quemada por su pareja el miércoles último, en un barrio de la ciudad santafesina de Rosario, murió en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (HECA).

Se trata de María Celeste Lencina, fallecida el sábado luego de haber sido atacada por su pareja el 25 de abril, lo que le provocó quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo. "La víctima tenía comprometidas las vías respiratorias y afectadas las zonas del cuello, parte anterior y posterior del tórax, parte del rostro y del brazo derecho, provocadas por fuego directo por uso de alcohol", señaló una fuente judicial.

El fiscal Emiliano Ehret, de la Unidad de Flagrancia, había imputado al sospechoso, Ezequiel Juan R., por "homicidio calificado por situación de pareja en grado de tentativa", lo que fue aceptado por el juez de Primera Instancia Hernán Postma, quien dictó prisión preventiva del acusado.

Con la muerte de la víctima, la causa pasó a la fiscal Marisol Fabbro, de la Unidad de Homicidios Dolosos, quien ordenó una autopsia y esta semana hará nuevos cargos al acusado.

Lencina había sido llevada al nosocomio por su concubino, de 25 años. La mujer presentaba quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo, quedando internada en la sala de terapia intensiva, mientras que el hombre tenía lesiones del mismo tipo en las piernas.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad, Juan declaró en ese momento que su pareja, en la casa ubicada en pasaje 1886 4400, en barrio Triángulo, se prendió fuego y que él quiso salvarla.

Sin embargo, testimonios dieron cuenta de un pasado de violencia en la pareja. Además, la evidencia médica reveló que las quemaduras fueron provocadas por fuego directo producidas por el uso de alcohol.

Este nuevo femicidio conmocionó a la ciudad de Rosario, que realizó varias marchas para replicar "nunca más".