El crimen de Fernando Pastorizzo se produjo el 29 de diciembre del año pasado, alrededor de las 5, en la calle General Paz (y Avellaneda) en Gualeguaychú, Entre Ríos. El cuerpo del joven fue hallado al costado de su moto y presentaba dos orificios de bala. Nahir Galarza, su novia, declaró primero como testigo y, luego, se presentó como autora del homicidio.

Este martes, el Tribunal de Gualeguaychú, en Entre Ríos, dictó la prisión perpetua para la joven por el crimen de su novio.

La fiscalía, que considera el agravante por la relación de noviazgo, y la querella, quien sostiene que el asesinato fue premeditado, habían solicitado la pena máxima, mientras que José Ostolaza, el abogado de la joven, había pedido una condena por "homicidio culposo", ya que para ellos los disparos se produjeron "en forma accidental", en el marco de un caso de violencia de género.

MIRÁ LA CRONOLOGÍA DEL CASO